Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Juan Carlos I a su llegada a España / EP

Juan Carlos I llega al Club Náutico de Sanxenxo al grito de "¡Viva el Rey!"

El rey emérito ha saludado a todos los allí presentes sin disimular sus evidentes problemas de movilidad

3 min

El rey emérito Juan Carlos I se encuentra en España casi dos años después de mudarse a los Emiratos Árabes. En concreto, el padre del rey Felipe VI se encuentra en el Club Naútico de Sanxenxo (Pontevedra), donde ha sido recibido con vítores de "¡Viva el Rey!""¡Viva España!" a su llegada.

Don Juan Carlos I ha cumplido con la agenda prevista para asistir esta tarde a la regata de la Copa de España de vela, en la que todo apunta a que el rey participará capitaneando de nuevo El Bribón. Sin embargo, no ha podido disimular sus evidentes problemas de movilidad, puesto que se ha desplazado acompañado de un bastón y sus guardaespaldas. 

Problemas de movilidad

Quien no se ha separado del emérito ha sido la infanta Elena, que ha seguido muy de cerca los pasos de su padre. Además, don Juan Carlos se ha reencontrado con sus compañeros de regatas, a los que ha abrazado cariñosamente y con una inmensa sonrisa antes de saludar a las autoridades locales, entre las que se encontraba su amigo y alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín.

Antes de su esperada llegada al Club Naútico, el emérito ha aparecido en el asiento de copiloto del coche de Pedro Campos y, con ropa deportiva y una gorra, no ha dudado en bajar la ventanilla para pronunciar sus primeras palabras desde su regreso a nuestro país: "Muy bien", ha respondido a los numerosos medios de comunicación congregados a las puertas de la residencia de su gran amigo, en la que se alojará durante su estancia en la localidad pontevedresa.

Agradecido con el público

Juan Carlos I se ha mostrado de lo más sonriente por estar de vuelta en su hogar. Visiblemente emocionado, el emérito ha sido recibido como un auténtico héroe a su llegada al Náutico, donde decenas de personas le han vitoreado y aplaudido, a pesar del tiempo que se ha ausentado de sus responsabilidades en España

Así las cosas, de modo espontáneo, el padre de Felipe VI se ha acercado a todas las personas allí presentes para agradecerles su inmenso cariño y su gran recibimiento. Una jornada que no hace más que preceder al intenso fin de semana que experimentará don Juan Carlos I en España.