Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presentador Jorge Javier Vázquez MEDIASET

Jorge Javier Vázquez reparte contra Ayuso, Pujol y la homofobia

El periodista catalán advierte contra los delitos de odio: “Volvemos a la guerra. Al menos, que nos pillen luchando”

3 min

Jorge Javier Vázquez ya demostró hace una semana que llegó beligerante. Los malos datos de audiencia de Sálvame y las críticas recibidas por todos lados le han puesto combativo con los famosos y con los políticos.

Al llegar de sus vacaciones se ha encontrado con la noticia de la presunta agresión homófoba en Malasaña con la que se mostró muy beligerante. Luego se destapó que era una denuncia falsa y los ataques contra él volvieron.

Ayuso y Pujol

“Se lio un poco porque algunos medios entendieron que era un misil contra Ayuso”, lamenta sobre su condena de los delitos de odio. “Ahora, todo el que se atreve a cuestionar algo que suceda en la capital está cargando contra su presidenta (…) Ahora están los buenos madrileños y los malos madrileños. Yo, según algunos sectores, pertenezco a los malos. No estoy en el lado bueno de esta historia”, apunta.

Para el de presentador no son nuevos estos posicionamientos. “Lo mismo que pasaba con Pujol, vamos. Recordemos el caso Banca Catalana: no lo atacaban a él, sino a Cataluña. Tócate la peineta. Esta situación me suena: ya la viví cuando estaba en Badalona”, recuerda.

Homofobia

El periodista se ha visto forzado a justificar sus palabras y subrayar que la la LGTBIfobia no es sólo una cosa de Madrid, “escandalosos son los casos de agresiones homófobas que se producen en Cataluña, por cierto. Y en el resto del país están incrementándose de manera notable”.

Quien dijo que nunca más hablaría de política lo ha vuelto a hacer ante los supuestos ataques recibidos por condenar el caso de Malasaña. Aun así, su compromiso con el colectivo LGTBI prosigue.

En guerra

“Todo gay sufre agresiones homófobas en todos los momentos de su vida. Las vivimos cuando somos niños en el colegio, luego en el instituto, en el trabajo, en la calle”, denuncia. Señala que “años atrás celebrábamos con alegría que avanzábamos en la conquista de nuestros derechos”. Ahora parece una ilusión.

El catalán condena que “todo lo conquistado después de muchos años de lucha se pone en entredicho” y de los que llama quejumbrosas a las personas LGTBI y que “ya tienen bastante”. Ante esto hace una advertencia y un llamamiento: “Volvemos a la guerra. Al menos, que nos pillen luchando”.