Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jorge Javier Vázquez en una gala de 'Supervivientes' / MEDIASET

Jorge Javier Vázquez, dolido en su regreso a casa: "Se me cayó el alma a los pies"

El presentador de 'Sálvame' pasa unos días difíciles antes de volver a los platós de televisión

3 min

Jorge Javier Vázquez ha pasado un verano sincerándose con él mismo. El mes de agosto le ha dado por reflexionar, hablar de política, de Juan Carlos I e incluso de sus relaciones. Pero las vacaciones se le acaban y el regreso parece que no es lo que esperaba.

El presentador de Sálvame ha estado en un fabuloso hotel en un lujoso hotel alicantino, el SHA Wellness, que además es una prestigiosa clínica especializada en vida saludable, adelgazamiento, estética y tratamientos para combatir el envejecimiento acelerado. Su agenda durante varios días estaba compuesta por masajes especializados, tratamientos para mejorar el funcionamiento de los órganos del cuerpo, medicina estética y regenerativa, ejercicio físico y alimentación saludable componen la agenda diaria del popular showman. Apenas abandonó su albornoz para enfundarse la ropa deportiva y dirigirse una vez al día al gimnasio situado en las plantas inferiores del establecimiento. 

Regreso al caos 

Ante todos estos tratamientos para la salud, la vuelta a su realidad parece que se le viene un poco encima. Al menos, así lo cuenta el mismo en Lecturas, donde asegura que se ha encontrado la casa “totalmente empantanada”, con un completo “desorden”.

La situación no dista mucho de su estado de ánimo, admite. Su casa y él están renovándose, asegura, “y hasta llegar a una mejor versión de nosotros mismos tenemos que vivir por un cierto proceso de destartalamiento”.

Golpe inesperado

No sólo es que su casa estuviera hecha un caos, sino que además la siente vacía sin sus cinco perros a quien tanto quiere y que están cuidando fuera. Tanto es así que antes de abrir la puerta de su domicilio fue a verlos.

“Soñaba con ese momento”, confiesa, pero este momento tampoco fue como esperaba. “Se me cayó el alma a los pies”, lamenta. Los animales parece que no lo pasan mal sin él, incluso hay alguno que le muestra cierto rechazo.

Vuelta a la normalidad

La pandemia del Covid-19 está afectando al presentador. “Ha sido un verano raro”, considera. Tanto es así que pide cosas irrealizables: “Septiembre debería ser agosto de nuevo”.

Jorge Javier debe continuar al frente de Sálvame. Lo hará el lunes, tras el despido fulminante de Marta López y unas restricciones de aforo que puede afectar a sus colaboradores. Por eso, le gustaría, como a la mayoría de los españoles, que “desapareciera el virus para siempre y el país funcionara como si fuera septiembre, dándolo todo”. Se trata de un deseo, “por pedir que no quede”, concluye.