Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presentador Jorge Javier Vázquez / MEDIASET

Jorge Javier: "Victoria Federica todavía no entiende que la gente no le haga una genuflexión"

El presentador se muestra demoledor con la hija de Jaime de Marichalar: “Debería también impartirle clases de simpatía”

3 min

Jorge Javier Vázquez la ha tomado con la casa real. No es la primera vez, pero parece que hay ciertos comportamientos que no le acaban de agradar. No sólo se mete con Juan Carlos I sino que ha encontrado otra víctima de sus ataques en Victoria Federica.

La hija de la infanta Elena es la influencer más en alza del panorama patrio. Sobre todo, desde que se fotografiara en la semana de la moda de París junto a Rihanna y con un prendas de alta gama.

'Influencer' real

“Será que a lo mejor me sale una vena demasiado purista, pero entiendo que la sobrina del rey de España debería ser un poco más cuidadosa con su exposición pública”, indica el de Badalona. Apunta que, “con la lupa permanentemente puesta en la monarquía española, la familia de los reyes debería andar con pies de plomo”.

Con estas palabras inicia una serie de reproches sin detenerse. Su obsesión por eso es su procedencia. Para empezar, asegura que se ha convertido en “influencer por vía sanguínea”. Una modalidad que, en épocas de redes sociales, es algo común, por otro lado.

Desconocimiento 

Considera que “no resulta muy estético que pase la vida rodeada de un lujo impropio para las chicas de su edad” y menos cuando “no ha destacado profesionalmente” en ningún campo, lanza.

JJ asegura que desconocer a qué se dedica la joven estudiante de Administración y Dirección de Empresas. “La única imagen que tengo de ella es la de una chica enganchada al oropel y a la frivolidad”, espeta como dardo envenenado.

Demoledor con Marichalar

El también actor se hace eco de que Jaime de Marichalar está detrás de la participación de su hija en la semana de la moda parisina como miembro del grupo LVMH, uno de los conglomerados de lujo más poderoso del mundo. Esto ya le provoca cierto recelo, pero apunta de nuevo con flecha: “Debería también impartirle clases de simpatía”.

“La niña ha heredado esa mirada condescendiente que el padre dirige al mundo que lo rodea”, golpea de vuelta. Y es que el presentador la ve tan altiva que considera que “Victoria Federica es de las que todavía no entiende que la gente no le haga una genuflexión al verla. Veremos cuánto le dura su chollo de las redes”, sentencia.