Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante Raffaella Carrà en una imagen de 2014 / EP

Fallece Raffaella Carrà a los 78 años

Italia pierde a la gran autora de éxitos inconfundibles como 'Explota mi corazón' o 'Hay que venir al sur'

3 min

La cantante, actriz y presentadora italiana Raffaella Carrà (Bolonia 1943) ha fallecido a las 16:20 de la tarde a los 78 años de edad a causa de una enfermedad. Así lo ha anunciado la agencia italiana Ansa esta misma tarde 5 de julio de 2021. Sergio Japino, compañero de Carrà durante muchos años, ha explicado que "sufría una enfermedad que desde hacía un tiempo había atacado su cuerpo menudo, pero lleno de energía".

Italia y el mundo entero pierde a la gran diva que conmocionó con sus éxitos Caliente, caliente o Hay que venir al sur. "Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento permanecerán para siempre", ha declarado Japino.

Un gran icono

Todavía se desconoce cuando y dónde se llevará a cabo el funeral. Sin embargo, su compañero ha comunicado que "en sus últimas disposiciones, Raffaella pidió siempre un ataúd de madera tosca y una urna para contener sus cenizas". 

En la nota de Ansa, Japino describe a Carrà como "una mujer fuera de lo común pero dotada de una sencillez sorprendente". La cantante italiana no solamente era famosa en su país, sino también en España. De hecho, muchos la consideraban autóctona gracias a uno de sus inolvidables éxitos, Explota mi corazón. Como bien explicaba hace pocas fechas el diario The Guardian, "fue la estrella del pop italiano que enseñó a Europa el placer del sexo".

Grandes éxitos

La película Explota, explota recogía grandes éxitos de la show woman, al puro estilo Abba. Carrà será recordada por ser una artista completa que revolucionó la televisión. Conquistó España en los años setenta como un nuevo mito sexual y, desde ahí, cruzó el charco y se convirtió en un icono también en Latinoamérica. 

Nacida en Bolonia en 1943 como Raffaella Maria Roberta Pelloni, su verdadero nombre, tomó su apellido artístico del pintor futurista Carlo Carrà. Sin embargo, mantuvo el nombre de Raffaella, ya que la vinculaba a uno de los mayores exponentes del renacimiento, Rafael. Toda una icono que siempre será recordada.