Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carlota Corredera con Carlos de la Maza y Roberto Leal con Sara Rubio / EP

Estos dos matrimonios famosos han creado una productora independiente por su cuenta

Carlota Corredera junto a Carlos de la Maza y Roberto Leal con Sara Rubio han emprendido en proyectos lejos de sus puestos de trabajo habituales

2 min

Cada vez más famosos deciden emprender sus propios negocios en paralelo a sus trabajos habituales en televisión. Una fuente de ingresos a parte que les permite vivir de su profesión y, a la vez, convertirse en empresarios con sus proyectos particulares. 

Uno de los casos más sonados es el de Belén Esteban. La colaboradora de Sálvame tiene su propio negocio, los Sabores de la Esteban, con el que vende gazpachos, cremas de verduras y hasta patatas fritas. Los mismos pasos le ha seguido su compañero Kiko Hernández; él se ha decantado por las aceitunas

Nuevos emprendedores

Sin embargo, hay algunos famosos que han ido aún más lejos y han decidido abrir un negocio con sus parejas. Estos han sido los casos de Carlota Corredera junto a su marido, Carlos de la Maza, y Roberto Leal con su mujer, Sara Rubio. Ambos han creado una productora independiente, pero cada uno con sus características propias. 

Por su parte, la presentadora de Sálvame y su marido ya trabajan muy cerca; él es cámara en el programa. Es por ello por lo que han decidido crear una productora por su cuenta: Alalba Audiovisual SL. El domicilio se encuentra en su residencia habitual y fue constituido el 28 de septiembre de 2021.

Proyectos que refuerzan la pareja

En la misma línea, Roberto Leal ha decidido emprender lejos de Pasapalabra y seguir ligado al mundo del periodismo, pasión que también comparte con Sara Rubio. La periodista ha sido partícipe de programas informativos y de entretenimiento como Homo Zapping, Equipo de investigación y Espejo Público.

Por eso, la productora que emprenderán juntos se llama Blondloyal Producciones. Se trata de un proyecto dirigido a la televisión pero también para otras plataformas, como redes sociales, medios digitales e incluso su propia agencia. Unas nuevas aventuras profesionales que no hacen más que reforzar sus relaciones