Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Cano, periodista de 'Aruseros' /LA SEXTA

El ‘estafador del amor’ intentó seducir a una de las periodistas del programa de Alfonso Arús

Rocío Cano revela cómo fue el cortejo que llevó a cabo Albert Cavallé con ella y confiesa cuál fue la atrevida petición que le hizo

3 min

Albert Cavallé, más conocido como El estafador del amor, podría haber sumado una nueva víctima a su extenso currículum sentimental. En esta ocasión, el seductor, con tres sentencias en su contra por estafa, habría intentado coquetear con una mujer muy conocida, que aparece a diario en televisión.

Se trata nada más y nada menos que de Rocío Cano, la joven reportera de sucesos del matinal que presenta Alfonso Arús en laSexta. Un testimonio que ha dejado al descubierto la propia periodista, quien asegura que Cavallé intentó seducirla en más de una ocasión pese a las advertencias de su abogado.

Una petición

Tal y como ha relatado la colaboradora, el cortejo inicial por parte del catalán fue más allá de un simple guiño de ojo, ya que, incluso, le terminó pidiendo el número de teléfono: "Cosa que por supuesto no consiguió", revela Cano. Al parecer, el encausado y la periodista coincidieron en más de una ocasión a las puertas de los tribunales.

“Ni corto ni perezoso, siempre intenta conquistarte. Va con esas gafas de sol tan excéntricas que aprovecha para guiñarte el ojo, aunque no te des cuenta, y bueno acercarse un poco para a ver si le das el teléfono”, ha explicado Rocío sobre cómo ocurrieron los hechos. 

Cuatro procesos judiciales

Y es que cabe recordar, que este seductor acarrea a sus espaldas cuatro procesos judiciales, tres de ellos con sentencia condenatoria por estafar a sus parejas, que podrían terminar en una más que plausible entrada en la cárcel por un período de tres años y medio. Además, deberá hacer frente a una indemnización de casi 60.000 euros.

Por el momento, el acusado mantiene su relato ante en los tribunales: insiste en su inocencia y niega que engañe a sus parejas, puesto que considera que no hace nada mal. Él conquista a las mujeres, les da compañía, se hace querer y luego les pide un préstamo por necesidad y estas mujeres se lo dan de forma voluntaria. En total, ya son 25 féminas quienes denuncian que haber sido estafadas por él.