Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Esperanza Aguirre comete una infracción de tráfico con su coche en pleno centro de Madrid / AGENCIAS

Esperanza Aguirre siembra el caos saltándose un semáforo en rojo

Pillan a la expresidenta de Madrid cometiendo una gravísima infracción de tráfico yendo a todo trapo por las calles del centro de la capital

5 min

Lamentablemente, infracciones de tráfico hay muchas y cada día se cometen unas cuantas, pero la que recientemente ha hecho Esperanza Aguirre es de campeonato. La que fuera política se ha montado en su coche y ha sembrado el pánico absoluto en pleno centro de Madrid.

Un sonado incumplimiento de las leyes de tránsito que no ha pasado desapercibido para nadie, puesto que ocurrió el pasado viernes a plena luz del día. El fatídico suceso tuvo lugar a eso de las dos del mediodía en una calle muy cercana a la conocida y transitada Gran Vía madrileña. ¿Qué ha hecho ahora Esperanza Aguirre?

Esperanza Aguirre casi atropella a varios peatones

Dentro de su coche, como si la cosa no fuera con ella, viendo las personas pasar y parada justo en mitad de un paso de peatones. Así, tal cual lo estamos contando, es como Esperanza Aguirre terminó tras cometer una sonada infracción de tráfico, con la que casi termina arrollando a varios peatones. Según informa El Plural, la expresidenta iba circulando a todo gas por la Calle del Pez, como si estuviera grabando la película The Fast and Furious, hasta que llegó al cruce con la calle San Bernardo. Una intersección en la que hay un semáforo y un paso de peatones.

Esperanza Aguirre conduciendo su coche por las calles de Madrid / AGENCIAS
Esperanza Aguirre conduciendo su coche por las calles de Madrid / AGENCIAS

Pues bien, el caso es que la que fuera política iba tan rápido que se saltó el semáforo en rojo y, por arte de magia, y después de darle al freno del coche hasta casi quemarlo, consiguió quedarse parada justo en mitad del paso de peatones. Un acto que, como era de esperar, cabreó y mucho a los peatones que en aquel momento se encontraban por la zona, puesto que varios fueron los que no dudaron en abuchear y decir absolutamente de todo a la amiga de Mariano Rajoy. Además, Esperanza Aguirre también tuvo que lidiar con los fuertes y constantes pitidos que le dedicaron tanto los conductores que bajaban de la calle San Bernardo, como los que tenía detrás de su moderno coche blanco. Una situación de lo más peligrosa, con la que la ex de Partido Popular casi termina con la vida de varias personas. Por suerte, justo en el momento en el que se saltó el semáforo, aún no había nadie cruzando el paso de peatones. ¿Le quitarán todos los puntos que tenga en el carné?

No es la primera vez que la lía parda

A esta gravísima infracción de tráfico de Esperanza Aguirre hay que sumar la que cometió en abril del 2014. Por aquel entonces, la que fuera dirigente política aparcó su vehículo en el carril bus de la plaza de Callao de Madrid porque tenía que ir al cajero a sacar dinero. Cuando Aguirre regresó a su coche, no facilitó sus documentos a los agentes, que estaban allí esperándola, y arrancó el coche a toda leche, con tan mala suerte que tiró al suelo la moto de uno de los policías.

Esperanza Aguirre casi se carga la moto de un policía en abril del 2014 / AGENCIAS
Esperanza Aguirre casi se carga la moto de un policía en abril del 2014 / AGENCIAS

Momento en el que se inició una fuerte persecución por las calles de Madrid, en la que los policías persiguieron a Esperanza Aguirre durante un buen rato, mientras ella hacía como si la cosa no fuera con ella. Finalmente, llegó a su casa, en la zona de Malasaña y, con todo su poderío, abrió la puerta del parking y metió el coche dentro. ¿Cómo terminó la situación? Pues con dos guardias civiles, que por aquel entonces vigilaban la vivienda de la expresidenta, lidiando con los agentes de movilidad de Madrid, quienes terminaron multando a Esperanza Aguirre. ¿Y ella? Pues en su casa, tan ricamente, contando el dinero que tendría depués de pagar la multa.