Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El actor y director Ernesto Sevilla / EP

Ernesto Sevilla: “No me identifico mucho con lo de humor manchego, mis referencias son americanas"

El cómico se pone detrás de las cámaras para rodar la película basada en la mítica serie 'Camera café'

6 min

Ernesto Sevilla (Albacete, 1978) tiene una carrera como humorista que lo avala. De allí pasó a la actuación y, con Camera Café. La película, da el salto a la dirección, sin mucho miedo pero con respeto por una serie que él mismo vio y disfrutó.

Crónica Directo tiene una breve conversación con él tras el preestreno oficial de la película en Málaga antes de que este viernes se haya estrenado en cines. Una experiencia que define como algo muy bonito, “la gente se lo pasó muy bien, se arrancaban aplausos donde no me lo esperaba. Fue muy emocionante, de verdad”.

--Pregunta: ¿Qué se va a encontrar el espectador que no conozca 'Camera Café'?

--Respuesta: La película la pensamos para que funcionase per se sin que sea necesario ver la serie. Si uno no la ha visto, que vaya, porque se va a encontrar una comedia muy graciosa, divertida y absurda sobre gente que trabaja en una oficina. Casi prefiero a los que no vieron la serie que a los fans que están locos con los detallitos.

--¿Los teme?

--Les tengo mucho miedo y además ya los conozco. En Chanante ya nos pasaba.

--¿Usted miraba la serie?

--Sí, me gustaba un montón. Me encantaban los personajes.

--¿Qué le empujó a dirigir este proyecto?

--Desde el momento en que me lo propusieron me pareció muy divertido. Sí daba un poco de vértigo partir de una serie tan mítica y competir con el recuerdo de la gente, que es muy peligroso. Por otro lado, pensé que adaptar esa serie daba muchas posibilidades para hacer una cosa suya.

--En cambio, no se aclara mucho a qué se dedican.

--Eso es porque Arturo Valls, que es el productor, me lo prohibió. Le dije, ya que vamos a intentar que los personajes tengan un poquito más de profundidad, estaría bien qué supiéramos a qué se dedican en esta empresa. Arturo me dijo no, que si en la serie no se dijo, en la peli, tampoco. Entonces, claro, ¿cómo no vamos a hacer cosas surrealistas si no sabemos a qué se dedican?

Ernesto Sevilla en el set de 'Camera café' / NIETE
Ernesto Sevilla, en el set de 'Camera café' / NIETE


--¿Cómo fue entonces ese proyecto creativo?

--Yo llegué al proyecto y había dos versiones, muchas ideas y un poco de follón con la estructura que debía tener la peli. Nosotros dimos el protagonismo de la historia a Quesada y que los demás apareciesen como testigos y tuvieran cada uno sus momentillos.

--Tras esta primera experiencia, ¿le ha picado el gusanillo de hacer más?

--Sí, sí, sí. Yo voy a hacer todas las películas que me dejen, lo que pasa es que me tienen que dejar. No es una cosa que dependa de mí. Yo estoy dispuesto.

--La película conserva las esencias, pero tiene un humor muy propio, muy suyo. ¿Es realmente un humor manchego?

--No me identifico mucho con lo de humor manchego, mis referencias son más americanas que españolas. En esta película, cuando empezamos a pensar en cómo hacerla, pensamos en Adam McKay y sus primeras películas con Will Ferrell, antes de ponerse serios.

--Vuelve a hacer tándem con Joaquín Reyes, que ya estuvo en la serie. ¿Son inseparables o temen acabar como las míticas parejas cómicas de este país, que en muchas ocasiones se separan?

--Una vez hablé con Faemino, de Faemino y Cansado, cuando se acababa de morir Tip y me dijo: tú tranquilo, que entre los dúos humorísticos se muere antes el más alto. Así que yo estoy tranquilo porque Joaquín es más alto que yo.

Ernesto Sevilla y Arturo Valls / NIETE
Ernesto Sevilla y Arturo Valls / NIETE


--Por cierto, ¿les ha afectado el debate de los límites del humor?

--No hemos tenido muchos problemas con eso porque nunca ha estado muy pegado a la actualidad, porque no nos hemos dedicado mucho a la sátira política, sino a un humor más absurdo, surrealista. Si alguna vez hemos querido dar algún mensaje nos ha salido de carambola. Nunca hemos tenido ese discurso político ni nos hemos metido en esa serie de cosas.

--Menos ahora con Albert Rivera

--Ahora ya no es político, ahora es el novio de Malú.

--¿Cómo cree que se lo va a tomar?

--Albert Rivera se lo tendría que tomar bien porque es alguien que le da buenos consejos al personaje. Queríamos hacerle un homenaje a Sueños de un seductor, que en ese caso es Humphrey Bogart, y nos parecía que quién mejor que Albert Rivera para ser el ídolo de Quesada

--Nos ha dicho que sí le ha picado el gusanillo de dirigir, ¿qué otros proyectos tiene?

--Tengo dos pelis en verano en las que voy a hacer de actor y, mientras, voy a escribir para mi próxima peli.

--¿Tiene pensadas ya ideas para más películas entonces?

--Varias.

--¿Qué le inspira tanto?

--La vida misma, como a todos, el cotidiano.