Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Elsa Pataky durante una sesión de entreno extremo /INSTAGRAM

Elsa Pataky y su entreno más extremo

La actriz ha compartido su nuevas rutina de fuerza y resistencia en redes sociales

3 min

Nuevamente Elsa Pataky y Chris Hemsworth han demostrado que son una de las parejas más perfectas de la escena internacional. Y es que ambos actores han compartido sus nuevas rutinas de entrenamiento, unos ejercicios con los que han dejado al público boquiabierto.

A sus cuarentaicuatro años, la actriz de Al salir de clase puede presumir de un cuerpazo de escándalo. A juzgar por las imágenes, no hay para menos.

Rutina de fuerza e intensidad

El físico de Pataky no tiene secreto. Es el resultado de compaginar el deporte y una dieta equilibrada, tal y como ella misma enseña casi a diario en su perfil Instagram. La última muestra de ello es la rutina deportiva que ha compartido.En ella, Elsa combina la intensidad, la fuerza y las repeticiones.

Según ha anunciado la española, el motivo de semejante entreno recae en la preparación de un nuevo proyecto del que poco más se sabe. Aunque hay algo que sí podemos a firmar, seguro que se trata de algo muy físico.

Y es que en esta secuencia se puede ver a la actriz arrastrando de pesos, empujando un neumático, trepando por una cuerda o haciendo una plancha de abdominales. Un hecho que ha dejado atónito incluso hasta a su propio marido que no ha dudado en comentarle “En modo bestia” rezaba el protagonista de Thor. Sin embargo, otros famosos como Miguel Angel Silvestre tampoco se han podido contener, “Madre de Dios!!! Qué fuerte está Elsa” ha escrito “el duque”.

Chris entrena bajo el agua

Sin embargo, Hemsworth tampoco se queda corto. El australiano no iba a ser menos que su mujer y también ha querido hacer participe a su legión de seguidores de cuáles son los nuevos deportes que se ha atrevido a practicar. Y, ojo, porque pese a no ser de la misma intensidad que los que realiza Elsa, son de lo más complicado.

Chris, a sus 37 años, se ha estrenado en meditación bajo el agua. Un ejercicio mucho más tranquilo que el de arrastrar un neumático pero para el que se necesita muchísima concentración y una gran capacidad pulmonar. A esta pareja no hay quien la pare.