Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El tenisa Novak Djokovic / EP

Djokovic rompe su silencio y se niega a vacunarse

El tenista serbio está dispuesto a sacrificar su participación en los grandes torneos y alega que sus decisiones "son más importantes que cualquier título"

4 min

El tenista Novak Djokovic ha roto su silencio después de ser deportado de Australia en enero por no estar vacunado contra el Covid-19. Pese a que su biógrafo señaló que podría haber pensado en hacerlo para no perderse más grandes torneos, ha sucedido todo lo contrario.

El deportista asegura que está dispuesto a sacrificar su participación el algunos Grand Slam antes que ser obligado a vacunarse contra el virus. En una entrevista con la cadena británica BBC, matiza que respalda el derecho de una persona a elegir y que ha sido siempre defensor del bienestar y de la nutrición. Por eso, exige que no se le relacione con el movimiento antivacunas.

Consecuencia directa

La decisión del serbio puede acarrearle serias consecuencias. Wimbledon y Roland Garros, tras la polémica, ya advirtieron que los tenistas que participen deben estar vacunados ya que es requisito indispensable incluso para entrar a los países donde se celebran. Preguntado si está dispuesto a no jugarlos por el hecho de no vacunarse, el jugador lo tiene claro: "Sí, ese el precio que estoy dispuesto a pagar".

"Nunca he estado en contra de la vacunación", subraya, ya que recibió vacunas de niño, pero insiste que siempre apoyó "la libertad de lo que te pones en el cuerpo". El tenista señala cuán importante ha sido la dieta y el sueño a la hora de rendir como atleta.

Futuro

Pese a las vueltas que le da al respecto, Djokovic tampoco rechaza vacunarse en un futuro: "Todos tratamos de encontrar de manera colectiva, la mejor solución posible para poner fin al Covid". Y repite, "nunca he estado en contra de la vacunación. Lo entiendo de manera global, todo el mundo está tratando de hacer un gran esfuerzo para lidiar con este virus y ver, esperemos, pronto el fin a este virus".

Acerca del impacto que eso pueda suponer en su carrera, afirma que sus decisiones "son más importantes que cualquier título o cualquier otra cosa", e incluso se muestra dispuesto a sacrificar las estadísticas y la posibilidad de ser el mejor tenista de todos los tiempos a fin de defender su derecho a no vacunarse. "Trato de estar en sintonía con mi cuerpo todo lo que puedo", sentencia.

Australia

Acerca de todos los problemas que tuvo con el visado de Australia y sus diferentes justificaciones, el jugador indica que había obtenido un certificado médico que le permitía entrar al territorio australiano porque se había recuperado del Covid. Sin embargo, el ministro de inmigración del país, Alex Hawke, canceló la visa del jugador con el argumento de que su presencia en Australia era motivo de "inquietud cívica" y daba impulso a los que no apoyan el programa de inmunización.

Desde que fuera detenido en enero en Melbourne y posteriormente deportado, esta es la primera entrevista que el tenista ofrece a un medio y el impacto de sus declaraciones han sido mayúsculas. Se ha convertido en tendencia en pocas horas y hay opiniones para todos los gustos. Por lo que respecta a él, lo tiene claro, confía en que puedan cambiar los requerimientos sobre vacunación para ciertos torneos de tenis y expresó su deseo de poder jugar muchos años más y mantener su lugar como número uno del tenis mundial.