Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Coronel Pedro Baños en 'Horizonte' /CUATRO

El Coronel Pedro Baños, “harto” de recibir amenazas, cancela sus apariciones en televisión

Iker Jiménez da a conocer en 'Horizonte' el mensaje que le hizo llegar el experto en Geopolítica y Estrategia en el que aclaraba los motivos de su ausencia

3 min

El Coronel Pedro Baños, un colaborador habitual de Horizonte, ha fallado este jueves a su cita nocturna con el programa de Iker Jiménez. No obstante, el presentador ha querido hacer un alto en el programa nada más arrancar para explicar abiertamente que tenía un mensaje de su contertulio.

El periodista ha dado a conocer los motivos por los que el militar ha decidido rechazar la invitación. Según Jiménez, "las amenazas" que habría recibido en los últimos días, a raíz de sus apariciones televisivas para debatir sobre la guerra de Ucrania tienen la culpa.

El mensaje del Coronel 

"Él me ha dicho que puedo decir que, harto de las amenazas, se aísla y se mete poco menos que en un búnker. Ya volveremos a vernos", ha expuesto el conductor de Cuatro. "Pero pasan cosas", ha proseguido, subrayando que "él es un espíritu libre" y que en su programa "todo el mundo habla en libertad".

Así las cosas, además de transmitir el mensaje del propio coronel, Iker, tras explicar su ausencia, también ha querido enviarle un mensaje desde su más sincero y profundo afecto: "Me hubiera gustado mucho que estuviera con nosotros porque es un gran experto en geopolítica, pero siempre va a tener este programa y la máxima libertad absoluta para hablar”, ha declarado.

Sus peores presagios se hacen realidad

“Yo, que le conozco, sé que es un hombre que ama a su país y tiene unas convicciones absolutamente firmes y eso a veces también es un peligro. Un abrazo, amigo, te esperamos pronto", ha continuado. Y es que cabe destacar que el Coronel, especialista en Geopolítica y Estrategia, ya hablaba meses atrás del masivo despliegue de tropas militares rusas cerca de la frontera de Ucrania.

Un escenario que calificaba de “prebélico” y que reavivaba el peor de los temores: una guerra que hoy es una realidad. "Volvemos a una guerra convencional. Todo indica que puede ser bastante probable que alguna acción puntual exista en esa frontera y veremos a ver si todo se para ahí o se extiende mucho más, y pueda afectar a todo el continente", aseguraba entonces.