Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Colate posa junto a su nueva novia /INSTAGRAM

Colate encuentra de nuevo el amor en Miami: así es su novia

El empresario español confiesa que su relación con Paulina Rubio está peor que nunca y que la batalla legal que mantiene con la cantante le ha dejado en la ruina

3 min

Cuando se cumplen 10 años desde que Nicolás Vallejo-Nágera, más conocido como Colate, y Paulina Rubio pusieran punto final a su historia de amor, el empresario español ha encontrado de nuevo el amor. El hermano de la chef Samantha Vallejo ha confesado a la publicación del saludo todos los detalles de su nueva relación.

Y es que el exconcursante de Supervivientes vuelve a sentir mariposas en el estómago gracias a María Clara Mejía, una artista plástica y diseñadora de moda colombiana que conoció hace quince años. Si bien un encuentro entre ambos que tuvo lugar el verano pasado haría que la llama del amor prendiera entre ellos.

Enamorado de nuevo 

"Nunca pensé que volvería a encontrar el amor aquí en Miami. Había perdido la esperanza de volver a enamorarme", ha declarado, un feliz e ilusionado Colate. Asimismo, sobre su nueva conquista, el madrileño ha confesado que lo que más le gustó es que es “una buena persona”. Algo que, según señala, es complicado encontrar en la soleada ciudad de la Florida. "Estoy descubriendo una forma de amar que no conocía", ha dicho el hermano de la chef. 

Durante la entrevista, el empresario ha desvelado que la diseñadora también tiene una relación muy especial con su hijo Nicolás, de 11 años. De hecho, ha confesado que es la primera novia que le ha presentado desde que decidió divorciarse de su madre. 

En la ruina por culpa de Paulina

Por si fuera poco, el televisivo también ha hablado de este asunto. En este sentido, reconoce que la relación con Paulina "está peor que nunca" y destapa que la batalla legal que mantienen en los juzgados le ha arruinado en términos económicos. 

"En los juzgados nadie mira por el interés de mi hijo. A la gente solo le interesa el dinero y que haya conflicto", ha manifestado. "Un proceso legal en Estados Unidos es una forma de arruinarte. Yo me he arruinado, he perdido lo que tenía y no tengo problema en decirlo”, ha admitido.