Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El epidemiólogo Oriol Mitjà / EUROPA PRESS

El científico más vendido en Sant Jordi predice cuándo acabará la pandemia

El epidemiólogo más polémico, Oriol Mitjà, pronostica cuánto falta para que termine el coronavirus

3 min

El epidemiólogo Oriol Mitjà se ha estrenado como autor en Sant Jordi de este año con su libro A cor obert y se ha convertido en el científico más vendido del Día del Libro. El médico más polémico de la pandemia del coronavirus se ha convertido en uno de los rostros más conocidos del último año. 

Mitjà ha señalado para una entrevista para EFE que la pandemia “empieza a remitir”. “Tenemos que hacer una reflexión metódica y activa para sacar lecciones”, ha expresado. El epidemilólogo ha escrito el libro para tratar de “poner todas las piezas del puzzle juntas y comprender qué ha pasado, qué es lo que hemos hecho mal y cómo tenemos que hacerlo mejor en el futuro”.

Sin olvido

Oriol Mitjà ha dicho que le fue “relativamente sencillo” juntar toda la información en el libro “después de la primera ola” y “poner un hilo argumental". Además, cree que ha llegado el momento de dejar de lado su papel “como persona que ha estado asesorando a la población, a los gobiernos en el ámbito del coronavirus”.

El médico ha querido recordar que “hemos estado al borde del abismo, que la humanidad es frágil, que podemos cantar de alegría ahora, pero no tenemos que olvidar”. “Debemos ser solidarios, inconformistas y perseverantes, tres palabras que intento decir a los lectores y con las que acabo el libro”, ha resumido.

Predicción

Oriol Mitjà ha hecho una predicción sobre cuándo acabará el coronavirus. “Está terminando una etapa importante porque se empieza a acabar el Covid, aunque aún quedan seis meses por delante”, ha desvelado el científico sobre el tiempo que faltaría para que se diera por acabada la pandemia.

“Por primera vez empieza a haber una sensación de cierto control y las personas de riesgo están vacunadas, lo que es verdaderamente un hito y un cambio de pendiente”, ha asegurado con ilusión. Finalmente, el epidemiólogo ha pedido que la gente aplique “un sentimiento de justicia social y de voluntad transformadora de sus vidas”.