Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actriz Cayetana Guillén Cuervo, protagonista de la serie 'El ministerio del tiempo' / EP

Cayetana Guillén Cuervo alerta de una nueva estafa de la que ha sido víctima

Unos 'hackers' han suplantado su identidad, han intentado secuestrar las redes sociales de sus contactos y la han extorsionado para poder recuperar las suyas

3 min

La actriz Cayetana Guillén Cuervo ha denunciado que ha sido víctima de una estafa cibernética en la que una banda de delincuentes informáticos han suplantado su identidad en sus redes sociales. Los hackers han logrado acceder a su teléfono y han enviado un mensaje en su nombre a todos sus contactos de Instagram.

Además, la protagonista de El ministerio del tiempo ha sufrido extorsión por parte de los delincuentes para poder recuperar su cuenta. Todo ello en 72 horas muy complicadas para Cayetana, que ha confesado su caso en directo para La mañana de la 1, tras abrir un mensaje privado personal de su amigo Eugenio Recuenco.

Entraron desde la cuenta de un amigo

Cayetana Guillén Cuervo abrió el privado de su amigo personal sin saber que no era él de verdad, si no un hacker que le había suplantado la identidad. En ese mensaje, el supuesto Eugenio le avisaba de que el copiright de Instagram estaba saturado y, para conservar su cuenta oficial, debía entrar en un enlace adjunto.

La actriz pensó que, en caso de no hacerlo, iban a quitarle su cuenta verificada y, al pensar que se trataba de un asunto seguro, accedió al enlace. En ese momento, los ciberdelincuentes entraron automáticamente en su teléfono y en su cuenta de Instagram, por lo que procedieron a mandar el mensaje que ella misma había recibido a todos sus contactos.

Una banda criminal que 'hackea' a famosos

La actriz, con sus redes sociales hackeadas, fue extorsionada por los delincuentes a un chantaje al que se opuso. Por todo ello, consciente de la importancia de sus actos y sus palabras como personaje públicoha desvelado lo sucedido para que los ciberestafadores no dijeran algo en su nombre. Eso sí, tras acudir rápidamente a la policía judicial, la cual investiga ya el asunto. Los agentes de la comisaria le agradecieron enormemente el gesto. Y es que, sin denuncias, no habría fondos para investigar estos ciberdelitos.

Al parecer, según le han informado los investigadores, se trata de una organización criminal con base en Turquía a la que llevan siguiendo sus pasos desde marzo. Una red muy bien organizada que se dedican a hackear cuentas verificadas pertenecientes a personajes públicos. El dinero recaudado con los chantajes va a un fondo de crimen organizado y terrorismo.