Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Canales Rivera en 'Sálvame' / MEDIASET

Canales Rivera cuenta cómo vivió su cogida: "Se me abrieron las carnes"

Es la cuarta vez que el colaborador de 'Sálvame' sufre una cornada en el saco testicular

3 min

Canales Rivera se llevó un gran susto el viernes pasado cuando sufrió una cogida de un toro en el Festival Taurino que se llevó a cabo en la plaza de toros de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real). Tras dos operaciones de urgencia, el torero salió del hospital el domingo pasado en silla de ruedas.

Hoy, visiblemente más recuperado, el también colaborador de Sálvame ha querido entrar en directo en el programa para contar de primera mano cómo vivió la cogida: "Un poco mejor, evoluciono favorablemente dentro de mis curas, que me duelen horriblemente". Canales ha reconocido que "cuando uno se pone delante de los toros, puede pasar".

Con pelos y señales

El torero ha reconocido que esta era la cuarta vez que sufría una cornada en el saco testicular, aunque la primera que vivió fue a los 15 años. Aunque ahora ya se encuentra recuperándose en casa en compañía de su novia, que asegura que "sería imposible tener una enfermera mejor en la vida", Rivera confiesa que fueron momentos difíciles.

"Cuando me coge y me siento en el aire, siento como se me abren las carnes. Cuando me levanto del suelo, voy un poco mareado, hay un instante que miro hacia atrás que intento darme la vuelta para terminar lo que he empezado, pero me miro y era tal destrozo que cuando intento girarme con las piernas me toco la piel, el testículo. Cuando veo que me duele y me baila, digo: 'Vámonos para dentro'", ha contado con pelos y señales.

No quiere dejar los toros

Así las cosas, después de cuatro días, Rivera se sienta mejor y desvela que ha estado muy apoyado por su familia, ya que todos sus primeros se han puesto en contacto con él: "Desde el minuto uno la primera llamadas es de Cayetano y uno de los primeros mensajes es de Kiko, que está en República Dominicana. Fran también me escribió y al final todos hacemos piña".

No obstante, a pesar del susto que se llevó y de lo mal que reconoce que lo ha pasado todas las veces que ha sufrido una cornada, Canales Rivera lo tiene claro: "No me he planteado dejar de torear, ni se me ha pasado por la cabeza. Llegará mi momento, pero todavía no me lo he planteado".