Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
‘Caballito de mar’, ex de Falete, se pasa al cine para adultos /TELECINCO

‘Caballito de mar’, ex de Falete, se pasa al cine para adultos

El sevillano se estrena en la industria de la mano de Tony Aguilera, una de las estrellas en el ámbito estatal

3 min

Isaac Roffe, más conocido como ‘Caballito de Mar’ daba el salto a la fama en 2008 después de que Falete diera a conocer la relación sentimental que mantenía con él. Pese a que la pareja nunca llegó a darse el “sí, quiero”, lo cierto es que ambos vivieron de su exposición constante a la prensa hasta que se separaron. Sin embargo, ahora, ha salido a la luz la nueva profesión del sevillano: es actor porno. ¿Cómo te quedas?

Tras una larga temporada sin saber nada de él, en 2017, el ex de Falete debutaba en la industria del cine para adultos de la mano de Tony Aguilera, una de las estrellas del sector en España. El tándem de andaluces se metía en la piel de los protagonistas de El secuestro, una cinta de alto voltaje que protagonizan junto a Carolina Abril.

Secuestro

El título de la película proviene del rapto que se inventó Caballito de Mar mientras era novio de Falete y del cual, incluso, sacó un single, ¡Qué me secuestran!. Una argucia, cuya única finalidad era la de recaudar dinero y volver al candelero mediático. Con todo, el caso dio sus frutos y generó un enorme revuelo mediático.

Isaac aseguraba haber sufrido un secuestro en el que relataba que le habían amenazado con una navaja. Finalmente, él mismo revelaría a las fuerzas de seguridad que todo era una invención para dar publicidad a su novio, puesto que el engaño coincidía en el tiempo con las labores de promoción del último disco del cantante.

Un trabajo a tres

En el film, Roffe y Aguilera secuestran a una joven con la que mantienen relaciones sexuales a tres. La tercera protagonista de esta historia, es Desiré, una joven trans salida de Gran Hermano que para la ocasión se caracterizó de Falete.

Con todo, el hispalense no logró el reconocimiento esperado y su elevado ritmo de vida le precipitaron al abismo. De hecho, varios testigos confiesan que en los últimos meses se le ha visto deambular y dormir a la intemperie en las calles de Sevilla.