Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Johnny Depp caracterizado como Jack Sparrow / DISNEY

Auge y caída del pirata que conquistó el mundo, Johnny Depp

El actor ha sido apartado de la tercera entrega de 'Animales fantásticos' por sus problemas con Amber Heard

Carlos Losada
6 min

Hubo un tiempo en que Johnny Depp era el actor más solicitado de Hollywood, cuando su sola presencia en una película era motivo para que millones de personas acudieran al cine a disfrutar de su peculiar manera de actuar.

Esos momentos parecen haberse diluido, y el actor estadounidense de 57 años ha pasado de ser el “rey del mundo” a casi ser considerado un “apestado” en los platós cinematográficos… y todo ello en apenas una década.

De 'Pesadilla' a una pesadilla

Este juego de palabras hace referencia a su carrera, ya que comenzó en el mundo del cine participando en Pesadilla en Elm Street y en la actualidad, su situación personal se ha tornado en una auténtica pesadilla, en la que tiene casi tantos apoyos como detractores.

Pero antes de llegar a la bajada a los infiernos de Depp, veamos cómo ha sido su trayectoria en el mundo del espectáculo y en sus relaciones personales, ya que ha sido la que mantuvo con la actriz Amber Heard la que ha provocado su caída.

¿Un chico guapo más?

Sus comienzos en el mundo de la actuación estuvieron basados más en su indudable belleza y en su atractivo que en su capacidad actoral, ya que los papeles que le tocaba interpretar no le dejaban mostrar todo lo que llevaba dentro.

A ser una víctima de Freddy Krueger le unió su protagonismo en la serie Nuevos policías o el largometraje Cry Baby --que fue ganando prestigio con los años--. Sin embargo, Depp era mucho más que un chico guapo más. Y el primero que se dio cuenta de ello fue el que se convertiría en el director más importante de su carrera: Tim Burton.

Burton-Depp, un dúo portentoso

Su papel como Eduardo Manostijeras le comenzó a mostrar como el gran actor que es. Por ello Burton confió en su capacidad para muchas de sus películas. Al joven introvertido que tenía tijeras por manos le siguieron otros títulos de la filmografía del director como la fantástica Ed Wood, Sleepy Hollow, Charlie y la fábrica de chocolate, La novia cadáver o Sweeney Todd, entre otras.

Durante los años 90, Depp dedicó sus esfuerzos a participar sobre todo en cine independiente, ganándose la fama de actor que se alejaba de las grandes producciones y apostaba por la calidad. Buena muestra de ello fueron ¿A quién ama Gilbert Grape? o Miedo y asco en Las Vegas. En esa década también vivió una de sus relaciones más sonadas con Wynona Ryder y conoció a la que se convertiría en madre de sus hijos y su matrimonio más longevo: Vanessa Paradis.

El pirata

Después de participar en películas de cierto éxito como La novena puerta, Chocolat o Desde el infierno, llegó el papel por el que será eternamente recordado: el del Capitán Jack Sparrow en Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra.

Aunque se trataba de una película de aventuras dirigida a todos los públicos, el intérprete quiso hacer algo especial con su personaje y mostrarlo desde otra perspectiva alejada de los piratas tradicionales. Eso le acarreó no pocos disgustos durante el rodaje, pero a la postre se demostró que había acertado. Jack Sparrow se convirtió de la noche a la mañana en el prototipo de pirata y en uno de los personajes más populares de la primera década del siglo XXI.

En la cima

Sparrow también aportó al actor una gran fortuna y una popularidad como nunca antes había experimentado. Su caché se disparó y se convirtió en una de las estrellas más solicitadas de Hollywood. Estaba en la cima a pesar de los diversos problemas de adicciones (sobre todo al alcohol) que han jalonado su vida.

También estaba felizmente casado con Vanessa Paradis y su carrera iba viento en popa con las nuevas entregas de Piratas del Caribe y con su participación en cintas como Enemigos públicos, El imaginario del Doctor Parnassus o la citada Sweeney Todd.

Johnny Depp como Grindelwald en la saga Animales Fantásticos / WARNER BROS.
Johnny Depp como Grindelwald en la saga Animales Fantásticos / WARNER BROS.

Repentina caída a los infiernos

A mediados de esta última década, Johnny Depp se divorció de Vanesa Paradis y poco después comenzó su relación con Amber Heard. Por esa época tuvo algunos problemas con el alcohol y el nuevo matrimonio apenas duró dos años, tiempo en el que, según su ya exesposa, el actor maltrató psicológica y físicamente a la actriz.

Estas acusaciones han perseguido al intérprete de Animales fantásticos y han provocado que Disney haya prescindido de su presencia como el malvado mago Gellert Grindelwald para la próxima película de la saga. De hecho, será sustituido, lo que supone el último episodio de la caída a los infiernos de "el mejor pirata de todos los tiempos". ¿Se recuperará de este varapalo?