Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La hija de Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' y Patricia Rato, Alejandra Ruiz de Rato, en el día de su boda / EP

Alejandra Ruiz de Rato y Ernesto de Novales se dan el "sí, quiero"

La hija del torero Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' y Patricia Rato se casa en una ceremonia íntima pese a la pandemia y a los consejos de su padre

3 min

La pandemia no ha impedido que la hija de Juan Antonio Ruiz Espartaco y Patricia Rato, Alejandra Ruiz de Rato, y el empresario Ernesto de Novales se hayan dado al fin el esperado "sí, quiero". Una historia de amor que, dos años después de empezar, finalmente ha pasado por el altar con una ceremonia de lo más íntima en la capilla del santuario de la Virgen de Setefilla, en Sevilla.

El festejo ha tenido lugar durante el mediodía de este sábado 8 de mayo en la finca familiar de Espartaco, situada en La dehesa de Majavieja, en la más estricta privacidad. Eso sí, los familiares del novio se han dejado ver abandonando la vivienda con una gran sonrisa en su rostro, asegurando que estaba siendo un día espectacular.

Mucha emoción, al igual que discreción

Alejandra Ruiz de Rato llegaba a la ermita donde se ha celebrado su boda en un todoterreno, luciendo una sonrisa de oreja a oreja. Los invitados la esperaban emocionados en la puerta, gritando y jaleando por ella: "¡Guapa qué guapa estás, hija!". Unos comentarios que no mentían, pese a las dificultades por ver a la novia sin estar invitado al enlace.

Su hermano, Juan Ruiz de Rato, también transmitía felicidad en el día más importante de su querida hermana, aunque no ha sido de los invitados que se han dejado fotografiar por los medios que aguardaban la llegada de los allí presentes. Una de ellas sí ha sido la hermana del novio, Blanca de Novales, que ha bajado la ventanilla para que los periodistas pudieran ver su precioso vestido morado con mangas abullonadas.

El enlace no podía esperar más

Pasadas las tres de la tarde, el novio y la novia han saludado muy felices a quienes aguardaban a las puertas de la capilla, en el interior del todoterreno verde que ha ejercido como coche nupcial. Muy acorde con el festejo campestre organizado para la ocasión.

A pesar de que la pareja no ha podido celebrar el gran evento con el que soñaban, Alejandra Ruiz de Rato tenia claro que hoy era el día, y que la unión con Ernesto de Novales no podía esperar más: "Mi padre me dijo que esperara un año a que la situación se normalizara, pero creo que el matrimonio es una cosa íntima", aseguró hace unos meses.