Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El alarmante mensaje de Pablo Motos /ANTENA 3

El alarmante mensaje de Pablo Motos: “La gente cae como ratas”

El presentador deja entrever que Gobierno y autonomías no han implementado nuevas medidas restrictivas contra la Covid por intereses partidistas

3 min

Pablo Motos ha recuperado su editorial en el arranque de El Hormiguero. Ante el aumento de casos en la sexta ola de la pandemia y el avance sin cortapisas de la variante Ómicron, el de Requena (Valencia) aparecía en pantalla este lunes con un alarmante mensaje.

"Esta es la peor ola de la Covid de todas en cuanto a contagios y nos va a alcanzar a casi todos. La gente de mi entorno cae como ratas”, ha asegurado nada más arrancar el programa.

Ocho positivos en el equipo de 'El Hormiguero'

En este sentido, Motos ha revelado que parte de su equipo ha dado positivo por coronavirus, a su vez que anunciaba que ha cancelado todos sus planes para Navidad: “Tengo un montón de amigos famosos que lo han pillado en los últimos cuatro días. En el equipo llevábamos meses sin dar un positivo, y nosotros hacemos test cada semana, pues esta mañana han caído ocho", ha confesado.

Y es que ante el alza de nuevos contagios, el presentador del programa de Trancas y Barrancas se ha visto obligado a cancelar su escapada a París. Tras asegurar que esta nueva variante del Sars-CoV-2 es tan contagiosa como el sarampión y que cada 36 horas se multiplica por dos, el televisivo se ha mostrado especialmente crítico con la clase política. Más en concreto, con Pedro Sánchez.

El ataque a la clase política

“Nuestro presidente se va a reunir pasado mañana con los presidentes autonómicos, sin prisas, para ver si alcanzan una estrategia común para que ni les penalice a ninguno de ellos individualmente”, ha espetado en un nuevo ataque al Ejecutivo central

No esperéis a que nos salven ellos. Esto es una emergencia hoy y la semana que viene no sabemos a qué nos vamos a enfrentar. No esperéis a que lleguen las prohibiciones y protegeos más”, ha continuado. "Siento ser portador de malas noticias, pero esto no es una ola, es un tsunami", terminaba antes de dar paso a la entrevista a Leiva.