Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La colaboradora de 'Sálvame' Anabel Pantoja EP

La advertencia de Jorge Javier a Anabel Pantoja: "Le vienen unas semanas de auténtico calvario"

El periodista catalán asegura que a la diseñadora "le pone más cachonda un quejío que un orgasmo”

3 min

No hay duda de que Sálvame ha estado pendiente y volcado al 100% con la boda de Anabel Pantoja. Lo convirtieron en una serie de catastróficas desdichas en los días previos -boicots, invitados, la muerte de doña Ana…-, el durante lo retransmitieron en directo, no sin críticas; y en el después, la guerra continúa.

Jorge Javier Vázquez ha dado su visión sobre todo lo sucedido en su blog personal y, como es habitual, no ha tenido filtros para decir qué piensa de todo lo sucedido. Empieza con una defensa, pero acaba en amenaza de tormenta perfecta.

Coste a pagar

El presentador confiesa que, pese a todo lo que se ha dicho sobre si debería haber cancelado la boda tras morir su abuela dos días antes del enlace, él hubiera hecho lo mismo. Claro que por un motivo algo particular: “porque no hay nada que más rabia me dé que opinen sobre lo que hago o deje de hacer”.

De allí, la cosa se agría más y parece que habla de lo que enfadada que se ha mostrado en ocasiones la ya esposa de Omar Sánchez. “Hay que tener claro que si trabajamos cara al público y pretendemos que nos vean y nos sigan cada vez más personas lo que no podemos es cogernos un parraque porque esas mismas personas opinen de la vida de la que les hacemos partícipes de manera constante. Todo tiene un precio, cualquier decisión que tomemos tiene su coste”, advierte.

De esos polvos...

En este sentido, el catalán recuerda que, durante mucho tiempo, la diseñadora estuvo mucho tiempo hablando maravillas de su abuela y madre de Isabel Pantoja, doña Ana. Por eso le advierte: “cuidado que vienen curvas”.

“Como mujer tan atormentada como dramática, después del subidón de la boda padecerá la consiguiente resaca emocional y nadie está preparado para que en situaciones como esta le llamen como mínimo pesetero”, reconoce.

Bajones y amenazas

El de Badalona matiza que, si bien la diseñadora “se hace la fuerte de primeras”, “luego tiene unos bajones emocionales escandalosos”. Unos momentos que ya los sufrió en ceremonia del viernes en La Graciosa. “A ratos la vi triste, con la mirada perdida”, apunta.

Aun así, JJ considera que Anabel puede afrontar eso y más porque, “está poco dotada para gozar de la felicidad. A ella le pone más cachonda un quejío que un orgasmo”. Esto ha provocado que “le haya cogido cariño”. “Lo único que le puedo desear es que disfrute la boda porque le vienen unas semanas de auténtico calvario”, sentencia.