Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Abramóvich pone a la venta su avión de 74 millones de euros

Abramóvich pone a la venta su avión de 74 millones de euros

El magnate ruso se ha desembolsado la friolera de 170 millones por el nuevo modelo de largo alcance de Boeing

3 min

El multimillonario ruso Román Abramóvich ha puesto a la venta su lujoso Boeing 767-300 tras 17 años en servicio. La aeronave, valorada en 74 millones de euros, fue construida en 2003 para volar con la compañía, Hawaiian Airlines.

Sin embargo, una cancelación de última hora por parte de la aerolínea hizo que el bimotor pasara a manos del magnate tan solo un año más tarde. Equipado con todo tipo de lujos y detalles, en el jet del presidente del Chelsea, pueden viajar hasta 34 personas.

Así es 'The Bandit'

El avión es conocido en los aeropuertos de todo el mundo como The Bandit, El bandido, en español, debido a sus características franjas negras, pintadas a los extremos de la cabina del piloto. En su interior, el aparato dispone de tres habitaciones para invitados, sala de lectura, sala de estar, comedor, biblioteca y dormitorio principal.

Cabe destacar que el habitáculo de la cabina de pasajeros fue diseñado por su arquitecto de confianza, el británico, Andrew Winch. El mismo hombre que ha dado forma a los dos colosales yates de más de 150 metros de eslora que, a fecha de hoy, el multimillonario tiene en propiedad: el Solaris y el Eclipse.

'The Bandit', el avión de Abramóvich /INSTAGRAM
'The Bandit', el avión de Abramóvich /INSTAGRAM

El relevo

The Bandit, además, de ser considerado como uno de los aviones más caros del mundo, es uno de los más seguros, puesto que lleva integrado el mismo mecanismo de defensa que el avión presidencial de los Estados Unidos; un complejo sistema antimisil, que también se encuentra instalado en el Air Force One. 

No obstante, el oligarca ya le habría encontrado sucesor a su 767. Se trata de un 787-8 Dreamliner producido por la norteamericana Boeing. Un modelo de largo alcance, construido en 2015, adquirido por la friolera de 200 millones de dólares, y que, en breve, pasará a formar parte de la flota que integran sus otros dos jets: un Dassault Falcon 7X y un Boeing 737-700.