Menú Buscar
Una foto de archivo del exteniente español, Luis Gonzalo Segura

Un exteniente español descubre las vergüenzas del ejército español

Gonzalo Segura publica su segundo libro en el que destapa de nuevo la corrupción de un ejército todavía franquista

3 min

Luis Gonzalo Segura ha publicado su nueva obra titulada, 'El libro negro del ejército español', en el que a lo largo de 800 páginas descubre las vergüenzas del ejército español. El libro, elogiado y criticado por las distintas partes del arco parlamentario, pretende dar conocimiento a los ciudadanos de la institución que debe defenderlos en caso de guerra. 

"Si nos invaden, el ejército no podría defender ni la cuarta parte de España". Este es uno de los extractos del libro de Segura. El exteniente fue expulsado en 2015 después de denunciar públicamente la existencia de corrupción, abusos y privilegios en el ejército con su primer libro en 2014 'Un paso al frente', denuncias que provocaron que algunos altos cargos temieran por su puesto.

Entre sus nuevas críticas destacan la enorme cantidad de dinero que se malgasta, unos 3.500 millones de euros, en material que está almacenado sin utilidad alguna. "Es un disparate. Compramos carros de combate, pero nos damos cuenta de que no tenemos dinero para combustible, así que tiene que ir el Rey corriendo a revenderlos a Arabia Saudí para recuperar parte de lo invertido". 

Del mismo modo habla sobre los helicópteros NH90. Un modelo que el ejército español continúa comprando mientras los helicópteros destinados a servicio de rescate "se nos están cayendo" y además añade que no hay personal suficiente para poder utilizarlos. El exteniente se avergüenza también del gasto destinado a carros de combate Leopard, que pesan 63 toneladas, cuando el límite de carga de nuestros aviones es de 44. "No los pudimos usar en Iraq ni Afganistán".

Otro de los aspectos que va a traer cola es la denuncia de la corrupción de los más altos dirigentes del cuerpo militar español: "No hay confrontación entre distintos partidos, sino lazos entre una élite corrupta que busca impunidad". El análisis de su segundo libro va más allá y hace especial hincapié en los altos dirigentes y sus ideologías políticas. "La cúpula de nuestro ejército sigue teniendo mentalidad franquista. Yo he conocido a un sargento que tenia un tatuaje con el Águila de San Juan".