Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eva González, muy preocupada por la última cogida de Cayetano Rivera /EP

Eva González, muy preocupada por la última cogida de Cayetano Rivera

La presentadora viaja de Cádiz a Madrid después de que su marido haya sido trasladado de urgencias desde la plaza de toros de Guijuelo

3 min

Cayetano Rivera volvía el pasado domingo 15 de agosto a los ruedos sin suerte. A la espera de que vuelva a arrancar el curso lectivo, para retomar sus clases como piloto de jet privado, el hermano de Fran Rivera se vestía de luces para acudir a una faena en la plaza de Guijuelo (Castilla y León).

 Lejos de convertirse en la tarde soñada, el diestro sufría una dolorosa cogida de un toro que se saldaba con dos costillas rotas y un traslado de urgencia a Madrid para someterse a un estudio radiológico y determinar el alcance de su lesión.

Eva llega a Madrid

Al ser conocedora de la noticia, su mujer, Eva González, ponía rumbo hacia Madrid procedente de Cadiz, lugar en el que la presentadora se encontraba disfrutando de unos días de vacaciones en compañía de su hijo, Cayetano Junior, junto a sus padres. A su llegada a la estación de Atocha, la ex Miss España era fotografiada por la prensa con el rostro serio, muy preocupada, aunque sin gota de maquillaje.

Pegada a su teléfono móvil, decidía tomar un café para coger fuerzas antes de reencontrarse con su marido. Por su parte, a través de Instagram, Cayetano ha querido dejar claro que pese al dolor producido por las fracturas, se encuentra bien.

Cayetano comparte su momento más íntimo

Lejos de dejarlo aquí, el hijo de Paquirri y Carmina Ordoñez ha compartido con sus seguidores uno de los momentos más íntimos del ritual que lleva a cabo antes de saltar al ruedo. Se trata de una imagen del altar en la que se puede ver varias medallas, estampas de vírgenes, y amuletos a los que le reza el diestro antes de ponerse frente al toro.

Este es mi pequeño altar. El que monto en la habitación del hotel antes salir a torear. Regalos que la gente me ha ido haciendo a lo largo de estos años, estampas, medallas, rosarios... Sencillo pero muy especial. En el centro, dos "mariposas" (velas flotantes), una por cada toro... Pero tengo la suerte de poder decir que ayer indulté mi primer toro de la tarde, de nombre "Flor"”, ha escrito el novillero.