Menú Buscar
Una persona de una 'venture builders' escribiendo en un papel / Startup Stock Photos - PIXABAY

¿Qué son las 'venture builders' y cuáles existen en Barcelona?

La ciudad sigue posicionada como una de las incubadoras de 'start-ups' más importantes de España

Carlos Zapatero
6 min

Por definición, una start-up es una empresa emergente que comienza una actividad de cero y que comercializa productos o servicios a través de un uso muy intensivo de las nuevas tecnologías, la mayoría de ellas focalizadas en el ámbito de la información y la comunicación, conocidas como TIC's. En cuanto a sus características generales, este tipo de organizaciones destacan por la gran adaptabilidad que presentan al medio y la maximización de los recursos disponibles con los que cuentan.

A nivel nacional, Barcelona es una de las ciudades que cuenta con una mayor cantidad de start-ups registradas, con diferentes incubadoras repartidas a lo largo de toda la urbe, que actúan como paraguas a la hora de prestar recursos y ofrecer apoyo a este tipo de empresas.

Venture builders, creando start-ups desde cero

En los últimos años, ha surgido una nueva corriente que pretende aprovechar la popularidad de la que goza esta tendencia empresarial en Barcelona. Se trata de las venture builders y, pese a que su modo de funcionamiento es muy similar al de las incubadoras, existen importantes diferencias entre ellas. Este tipo de organizaciones actúan como una especie de fábrica de start-ups. Por medio de una empresa de carácter general, se trabaja para crear firmas desde cero.

A diferencia de las aceleradoras de start-ups, cuya misión es dar cobijo y ayudar al desarrollo y crecimiento de proyectos que ya llevan un tiempo en el mercado, las venture builders crean negocios desde cero, haciéndose cargo de todas las etapas de fundación y crecimiento. De este modo, en ningún momento su finalidad es dar apoyo a empresas que ya gozan de una estructura o que se han formado hace algún tiempo, independientemente de que hayan comenzado o no su actividad.

Un proyecto que pretende abarcarlo todo

Este tipo de organizaciones tienen una importante ventaja respecto al resto de empresas. Y es que en todo momento deciden, desde los diferentes organismos con los que cuentan en su interior, los modelos de negocio y las estrategias que se quieren implantar en el momento de desarrollar un negocio. Del mismo modo, en la mayoría de los casos, no tienen que enfrentarse a uno de los principales problemas de las start-ups: la financiación. Ya que cuentan con capital suficiente para inyectar liquidez a sus empresas. 

Una mesa de una 'start-up' / Startup Stock Photos - PIXABAY
Una mesa de una 'start-up' / Startup Stock Photos - PIXABAY

Una vez transcurre un tiempo prudencial, son los responsables de cada proyecto, en base a la situación del mercado, los que deciden si la empresa cuenta con la suficiente notoriedad como para independizarse de la organización o si, por el contrario, conviene finalizar su actividad. No obstante, y frente al modelo de start-up más tradicional, las firmas que se crean bajo esta estructura gozan de una mayor probabilidad de asentarse en el mercado, ya que replican modelos de negocio que han tenido éxito en otros países.

Su presencia en Barcelona

Son varias las venture builders que han decidido apostar por la Ciudad Condal como sede para desarrollar sus diferentes proyectos. Una de ellas, la más conocida, es Antai. Esta ha formado parte del desarrollo de empresas como Wallapop y Just Bell, entre muchas otras, y ha participado en la creación de un total de 21 start-ups, de las que 19 siguen activas. 

Nuclio también es otra de las fábricas más importantes de la ciudad. De ella han nacido proyectos de las dimensiones de Housfy, una de las inmobiliarias digitales más conocidas a nivel internacional. Demium, a mitad de camino entre incubadora y venture builder, ha creado en los últimos años un total de 82 empresas, 57 de ellas completamente activas en la actualidad. Junto con las otras dos, es otra de las fábricas de start-ups más conocidas que se concentran en la ciudad de Barcelona.

La compatibilidad entre una incubadora y una venture builder

En el ámbito de los negocios, especialmente en lo relacionado con los negocios emergentes, surgen muchas dudas en torno a la compatibilidad de las empresas a la hora de nacer en una venture builder y, a posteriori, ser recogida por una incubadora que proporcione algo más de soporte durante un tiempo determinado. En este sentido, y pese al desconocimiento que versa sobre esta temática, destaca que ambos modelos no son incompatibles.

Son muchas las empresas que parten desde cero y que, tras su independización de las venture builders en las que han sido formadas, deciden terminar su fase de maduración en una de las aceleradoras existentes, con el objetivo de seguir aprovechando los recursos que se pueden adquirir en este tipo de servicios.