Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los dulces navideños, enemigos si no se quiere engordar / pasja1000 EN PIXABAY

Siete trucos para 'comerse' la Navidad sin engordar

En estas fechas se tiende a coger kilos de más debido a las copiosas comidas, pero hay opciones para evitarlo

6 min

Una de las mayores preocupaciones que sobrevuelan en tiempos navideños está relacionada con la báscula. Y no es de extrañar si se tiene en cuenta la oferta gastronómica que existe en estas fechas.

Celebraciones, banquetes, comidas copiosas, numerosos dulces, bebidas con alcohol… son argumentos suficientes como para temerse lo peor: ganar kilos que después será complicado quitarse, o lo que es peor, que no vienen nada bien a la salud --y más en la actualidad--.

Trucos para no engordar

Más allá de que existan trucos para no engordar en Navidad, habría que hablar de consejos para lograr tan ardua tarea; desde los más obvios como no cambiar la dieta habitual bajo ningún concepto, hasta otros que se van a exponer a continuación.

A fin de cuentas, no se trata de evitar cualquier disfrute gastronómico, sobre todo porque son épocas de celebraciones --este año las reuniones son más complicadas--, sino de mantener un orden en la ingesta de alimentos y cantidades.

Mantener los horarios en la medida de los posible

Habituar al cuerpo a un volumen de alimentos concreto y a unos horarios ayuda a que metabolice mejor la comida. Por esa razón conviene mantener los hábitos en la medida de lo posible.

Cualquier cambio, además de un aumento en las cantidades que se ingieren provocará que la tendencia a engordar se acelere.

No comprar de más

¿Cuántas veces se ha comido turrón o mazapanes hasta casi el mes de febrero? Eso ocurre porque se tiende a comprar más de la cuenta, lo que, indudablemente, invita a comer más.

Hay que tener en cuenta que este año la vida social se va a reducir y habrá que pensar en llenar menos la despensa y la nevera. Por lo tanto, calcular bien lo que se va a consumir evitará tentaciones entre banquetes navideños. En este sentido, será recomendable prever el menú para los días señalados para no comprar por comprar.

Dulces típicos navideños / kytrangho EN PIXABAY
Dulces típicos navideños / kytrangho EN PIXABAY

El pescado y la verdura, también son deliciosos

Hay recetas deliciosas y perfectas para ser disfrutadas en Nochebuena o Nochevieja que están compuestas por pescado y verduras. No es necesario optar siempre por pesados asados que aportarán un exceso de proteínas y, en ocasiones, también de grasas.

Elegir platos basados en pescados no solo pueden hacer las delicias de los comensales, sino que además probablemente faciliten su digestión, evitando así una bajada de defensas por la necesidad de digerir elaboraciones más potentes.

Reducir el alcohol

De todos es sabido que el alcohol aporta numerosas calorías que ayudan a que se cojan kilos. También es sabido que es época de brindis, de probar el mejor vino e incluso de tomarse copas después de una cena. Pues bien, uno de los consejos que todos los dietistas y especialistas apuntan es que no se debe abusar del alcohol.

Es decir, si se va a tomar, deberá ser moderadamente puesto que un consumo excesivo no ayudará precisamente al cuerpo. Cabe señalar también que los “digestivos” realmente no hacen esa labor, y menos si la cantidad es elevada.

Cuidado con los postres

Los dulces navideños suelen aportar muchas calorías al organismo, con lo que conviene reducir su ingesta a momentos muy claves.

Es más, a la hora de preparar un postre, siempre será mejor dar rienda a la imaginación teniendo como base a las frutas. Además de engordar menos, ayudarán a que el aparato digestivo no termine colapsando por el exceso de azúcares.

Más movimiento

Además de tener mucho cuidado cuando nos sentemos a la mesa, conviene recordar que el sedentarismo es un enemigo del que hay que salir huyendo, especialmente en épocas en las que se hacen excesos alimenticios.

Dado que lo ideal es evitar los lugares concurridos, pasear no solo ayudará a que el cuerpo asimile mejor lo que se ha ingerido, sino que también permitirá quemar calorías que eviten coger los temidos kilos de más.

No pasa nada por decir “no”

Cuidarse es lo más normal del mundo, de manera que no por ser Navidad hay que hacer excesos. Muchas veces se siente cierta presión social si no se participa de algún banquete y se come de todo.

En estos momentos en los que la salud es tan importante, debe normalizarse el hecho de que no todo el mundo quiera superar sus hábitos alimenticios habituales. Por lo tanto, nadie debe sentirse mal si dice “no” a determinado plato o si avisa al anfitrión de cuáles son sus intenciones.