Menú Buscar
Claves para descubrir Tavartet, un pueblo del interior de Cataluña / Alberto G Rovi - CREATIVE COMMONS 2.0

Descubre Tavertet, el pueblo con esencia mediterránea en el interior de Cataluña

Perteneciente a la comarca de Osona, es uno de los espacios naturales más desconocidos de la provincia de Barcelona

CARLOS ZAPATERO
5 min

Tavertet es un municipio que pertenece a la provincia de Barcelona, en la comarca de Osona. Limítrofe con las localidades de Vilanova de Sau, Masías de Rosa y Pruït, es uno de los rincones naturales de Cataluña que, pese a no ser tan conocidos, gozan de una gran belleza. A lo largo de toda su extensión, no superior a los 32 kilómetros cuadrados, es posible disfrutar de la belleza de sus calles empedradas, sus vistas y el buen ambiente que se respira en su interior.

Lo característico de este lugar es que está situado junto a un precipicio, que regala a todos sus visitantes, y a los vecinos del pueblo, unas vistas únicas a las montañas del Montseny y al pantano de la Sau, desprendiendo una gran belleza de carácter mediterráneo. 

Desafiando al paso del tiempo

Una excursión a Tavertet conforma una experiencia única que parece desafiar al paso del tiempo. Su casco antiguo crece a partir de un conjunto de calles empedradas y de construcciones que se levantan a su alrededor, típicas de la arquitectura que predominaba en la zona siglos atrás. Por este motivo, una de las mejores recomendaciones para disfrutar de su visita es aparcar el coche al comienzo del pueblo y recorrer todo el espacio interior a pie. 

La belleza de su casco urbano es tal que ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Toda su construcción y planificación se realizó durante los siglos XVII y XIX, y actualmente está conformado por un total de 48 casas de piedra, una de las grandes señas de identidad de la zona y uno de los motivos por los que este precioso rincón de Cataluña atrae a cada vez una mayor cantidad de turistas. 

La Iglesia, su principal atractivo

De entre todas las construcciones que existen en su interior, es la iglesia uno de los principales atractivos con los que cuenta. La iglesia de Sant Cristófol de Tavertet, como se le conoce, es el edificio que centra la atención de toda la actividad que se realiza en el casco urbano de este municipio. Comenzó su construcción en el siglo XI, no obstante, no fue hasta el siglo XVII cuando finalizó la misma. Convertida en una de las señas de identidad de esta localidad. 

Tavartet / Angela Llop - CREATIVE COMMONS 2.0
Tavartet / Angela Llop - CREATIVE COMMONS 2.0

La iglesia de Sant Miquel de Sorerols, otra de las construcciones religiosas de esta localidad, conforma otro de los espacios más relevantes. Una pequeña construcción situada sobre una colina que guarda todos los restos del castillo de Soresols, ubicado siglos atrás en esta misma zona.

El mirador del Plà del Castell

Disfrutar de la esencia del mediterráneo es posible gracias a la presencia de miradores como el del Pla del Castell, situado en el extremo de una de las calles centrales de esta localidad: el carrer del Mig. Desde este mirador es posible disfrutar de una estampa única que será difícil de olvidar, con vistas a la montaña del Montseny y el pantano de la Sau, conformando una panorámica única. 

El otro de los miradores por el que se ha hecho famosa esta localidad es el mirador del Silenci. Se sitúa en l'Avenc de tavertet, una de las masías más populares para hospedarse en esta localidad. Su nombre es toda una declaración de intenciones, y es que desde allí es posible admirar al máximo la belleza y el silencio que se desprende de este paisaje. 

Parte de la iniciativa de Vilesfloristes

Una de las principales curiosidades de esta localidad es que está enmarcada en el interior de la iniciativa de Vilesflorides, perteneciente a la Confederación de Horticultura Ornamental de Cataluña. El objetivo de esta confederación es el de promover la siembra de la planta verde por los diferentes rincones, pueblos y localidades de Cataluña.

Por el entorno en el que se encuentra, y la gran biodiversidad floral que se concentra entre sus calles, es posible disfrutar de una experiencia única a lomos de uno de los mejores entornos que se pueden encontrar en la región de Cataluña para disfrutar de la riqueza de su biodiversidad al máximo. Un viaje en el tiempo sin salir de la provincia barcelonesa.