Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los platos que Carme Ruscalleda presenta en sus restaurantes /  RUSCALLEDA OFICIAL

Es el momento de conocer estos restaurantes con nombre de mujer

Varias de estas cocineras, en algunos casos, se han llevado hasta tres estrellas Michelín por su apreciada habilidad culinaria

Victoria Herrero
6 min

Y no, no se trata solo del nombre del espacio gastronómico. Estos restaurantes están capitaneados en sus fogones por algunas de las mujeres cocineras más conocidas en su mayoría en todo el país. Chefs que llevan años al frente de estas cocinas, como es el caso de maestras de la gastronomía como Carme Ruscalleda, junto con otras nuevas caras del panorama culinario nacional que vienen pisando fuerte.

Mujeres poderosas con cuyo esfuerzo y tesón están sacando adelante unos negocios en un año muy complicado para el sector de la gastronomía y la hostelería como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la pandemia y que, una vez más, se convierten en protagonistas. Y eso que más de la mitad de la población activa dedicada a la hostelería en España es femenina. Es el momento de hacerles el homenaje que se merecen y descubrir algunos de sus paraísos gastronómicos. 

La Finca

Para comenzar esta apetecible ruta por algunos de los mejores restaurantes del país, en este caso bajo la batuta de grandes cocineras, hay que dirigirse hacia la ciudad alicantina de Elche donde a uno le espera La Finca y Susi Díaz, su alma mater. Una de las mujeres más importantes de la cocina española; mucho antes incluso de que su nombre fuese más conocido a raíz de su participación como jurado en un programa de televisión que buscaba talentos culinarios. 

Una experta en estas lides y que siempre ha apostado por alzar la voz para defender el papel femenino en las cocinas españolas y poner sobre la mesa el inmenso talento que hay por descubrir en este país. En su caso, fue aprendiendo el oficio desde niña de la mano de sus dos abuelas. De ellas descubrió todos los secretos. El resultado es una apreciada gastronomía que hace un guiño a esas recetas de antaño con un punto innovador con platos como el arroz con osobuco de atún y tartar de toro o el sorprendente helado de espárrago blanco

La Lobita

La alta cocina no solo se hace en las grandes ciudades del país. Y si no que se lo digan a todos aquellos que han podido probar las maravillas que Elena Lucas crea en su coqueto restaurante La Lobita del pueblo soriano de Navaleno. Nada que envidiar a los grandes espacios de restauración de Madrid o Barcelona en platos que hacen gala del buen hacer de esta chef que empezó en la cocina dando vueltas a los sabrosos potajes que elaboraban sus abuelos.

Ahora, es ella la que sigue una tradición familiar que ha sabido ser premiada con una estrella Michelín. No es casualidad, por tanto, ese reconocimiento si uno echa un vistazo a algunos de los platos de su carta con propuestas muy originales con ingredientes de la zona. Es el caso de su aperitivo a base de cardo rojo, cacahuete, anguila y trufa; seguido de su sopa cremosa de cocido, codorniz y trufa o sus marzuelos (un tipo de seta) con alcachofa, pilpil y papada. 

Elena Lucas forma parte de esas chefs con restaurantes con nombre de mujer / LA LOBITA RESTAURANTE
Elena Lucas forma parte de esas chefs con restaurantes con nombre de mujer / LA LOBITA RESTAURANTE

Maca de Castro

Con apenas 15 años, esta chef ya sabía lo duro que era esto del mundo de la gastronomía. En su caso, sirviendo hamburguesas. Un buen día y pensando en una pasión que había aprendido desde pequeña en el restaurante familiar, Maca de Castro empezó su formación de la mano de maestros de la cocina como Hilario Arbelaitz o Andoni Luis Aduriz.

Cuando llegó el momento de volar sola y enseñar a la clientela su propuesta gastronómica creo su propio espacio culinario que, tras unos años llamándose El Jardín, ahora replica su propio nombre. Es aquí, en el mismo puerto de Mallorca y con una estrella Michelín, donde Maca da vida a platos con toda la esencia mediterránea. Es el caso del gallo de San Pedro curado en sal o su garbanzo tierno con huevas y flor de perejil. 

Moments

Se cierra la lista, como no podía ser de otra manera, con la única mujer que ha conseguido llevarse tres estrellas Michelín aparte de varios reconocimientos más por parte de esta prestigiosa guía. Carme Ruscalleda. Y todo ello gracias a la cocina que se desprendía de su restaurante emblemático, Sant Pau en la localidad barcelonesa de Sant Pol de Mar. Tras echar el cierre a este establecimiento, Carme se centró en dos otros proyectos además de seguir al frente de las cocinas de otros espacios; uno de ellos Moments. 

Una cocinera que merece todos los homenajes y que ha sabido interpretar como nadie la cocina catalana de décadas atrás con nuevos platos que sorprende a los comensales que se sientan a su mesa. Y para muestra, estas son algunas de sus innovadoras propuestas: gamba con tostada de mar; el cerdo con erizo de mar, manzana y calabacín o su postre de rosas y fresas.