Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una pizza / Inna Podolska en UNSPLASH

Hoy se cena pizza. ¿Dónde encontrar las mejores en Girona?

El plato perfecto si una noche no le apetece a uno meterse en la cocina a preparar algo de comer

Victoria Herrero
6 min

La cocina italiana es una de las más aplaudidas y conocidas del mundo sobre todo por la fama de su apreciada pasta y por las pizzas, como no podía ser de otra manera. En el caso de esta última se trata de una de las recetas más familiares y que gusta tanto a grandes y pequeños sobre todo por la facilidad que ofrece a la hora de combinarse con cientos de ingredientes; algunos incluso curiosos. No, la de piña no es una de ellas. 

Si hoy apetece cenar pizza, un plato muy socorrido para una noche en la que no se tienen muchas ganas de meterse en la cocina, siempre se puede acercar uno hasta un supermercado o bien probar algunas de las recetas que ofrecen los mejores establecimientos italianos de la ciudad. Hoy el recorrido para dar cuenta de un buen bocado de esta masa llega en estas líneas hasta Girona. Un largo camino desde Nápoles, donde se dice que nació esta famosa receta y donde se ubica la que es considerada como la primera pizzería del mundo, Port’Alba.

Una pizza en un horno de leña / Llasse Bergqvist en UNSPLASH
Una pizza en un horno de leña / Llasse Bergqvist en UNSPLASH

L’Ora Della Pizza

La auténtica receta de la pizza italiana de toda la vida se puede encontrar en este establecimiento ubicado en la calle Barcelona 124. Un restaurante italiano cuya historia comienza con Nunzio Giannetti, originario de la región de Campania y que se dedicaba a elaborar platos y recetas basadas en el recetario típico de la comarca que le vio nacer; entre ellas las pizzas amasadas con los mismos ingredientes que usaban su abuela y su madre. Unos conocimientos en el horno que más tarde amplió junto al maestro pizzero Demetrio Cittera.

Este es el germen de las pizzas que ahora se pueden disfrutar en Girona como si uno no hubiese salido de Italia. Elaboraciones que sumergen al comensal en los verdaderos sabores italianos de antaño sobre una masa que se elabora de forma tradicional cada día. Es así como se da forma, con todo el cariño, a algunas de las especialidades de la casa como la pizza Calzone con tomate, mozzarella, jamón york, champiñones, ricotta y orégano o la Bresaola con este embutido típico acompañado de virutas de queso parmesano, rúcula y aceite de oliva. 

Dolce Vita

La ruta más suculenta hace parada ahora en la misma plaçz de la Independència. Un espacio que comparte esencia y menús con sus hermanos ubicados en Roses y Olot y que nació en el año 1998 como parte de “Il ritrovo della Dolce Vita”. Su idea era transmitir a sus clientes lo mejor de la cocina tradicional al más puro estilo de la que se hace y se come en la misma Italia. Es así como salen de su horno de leña sus conocidas pizzas de masa fina y crujiente, tan del gusto de sus comensales más fieles.

Son estos mismos los que han puesto sobre la mesa algunas de sus pizzas favoritas en Dolce Vita como es el caso de la llamada Caprina con tomate, mozzarella de búfala, queso de cabra, tomate cherry, perejil, miel o la Napoletana que lleva como ingredientes esenciales tomate natural de base acompañado de mozzarella, anchoas de L’Escala --un guiño a su tierra de acogida-- y alcaparras --producto típicamente mediterráneo--. Y para los verdaderos amantes de la cocina italiana en Dolce Vita también ofrece pasta fresca, pasta rellena y diversos platos de carne y pescado. 

Sabriona

¿Que hoy apetece algo de comida italiana pero no se tienen muchas ganas o tiempo de ir a un restaurante? No hay problema. En Sabriona, en el número 14 de la calle Dr. Antic Roca, ofrece para llevar a casa la auténtica pizza artesanal como ellos mismos la califican, pero, eso sí, con algunos toques de innovación y vanguardia. Recetas para todos los paladares y elaboradas con ingredientes de proximidad donde sobre todo prima la calidad y la frescura de los mismos.

Teniendo esto como base, todo aquel que pida una pizza en Sabriona podrá elegir entre una amplia carta con algunas de estas propuestas: la Everest con crema de leche, mozzarella de Girona, cebolla de Figueres, pollo y roquefort; la Alemanya que lleva tomate, mozarella de Girona, salchicha Frankfurt y cebolla como la anterior o la clásica de siempre, la Margarita, con solo tres ingredientes básicos como son el tomate, la mozzarella de Girona y el toque refrescante de la albahaca.