Menú Buscar
Varios productos y objetos de maquillaje con los que aplicar los ojos de gelatina / PIXABAY

Los ojos de gelatina triunfan como tendencia de maquillaje

El brillo es la tendencia indiscutible para ir a la moda este verano, también en los párpados

María Díaz
3 min

En verano, lo que prima es estar fresco. ¿Qué mejor que tumbarse en una colchoneta al vaivén de las olas del mar --o de las zambullidas ajenas en una piscina--, a poder ser con una bebida fría en la mano y con la sensación de estar bajando los grados que marca el termómetro?

Pues bien, la ley del fresquito también se impone en el mundo de la moda y de la belleza. Junto a los vestidos de encaje, las blusas y faldas midi, los trajes de chaqueta para mujer y los complementos de brillantes XXL, los ojos de gelatina se han convertido en la tendencia estival 2019.

‘Brilli brilli’

Esta tendencia beauty viene a ser la extravagante hermana mayor del iluminador facial. Como si las lentejuelas y el brilli brilli que tanto defiende la influencer anónima conocida como La Vecina Rubia, saltaran de las prendas a la cara. Ese es el efecto de los ojos de gelatina: un brillo que evoca el efecto mojado en el pliegue cutáneo de los párpados.

La tendencia (cómo no) se ha hecho fuerte a través de las redes sociales. Ha sido allí donde los ojos de gelatina, también llamados jelly makeup, han impuesto su reinado. Diferentes versiones de sombras de ojos y acabados que rematan el look con un toque gelatinoso en los párpados.

Fácil aplicación

Esta técnica de maquillaje consiste en conseguir el efecto glossy que se aplica en los labios aunque, en esta ocasión, está enfocado para los ojos. ¿Cómo se consigue? Basta con aplicar la sombra deseada, o las sombras para un efecto multicolor de ojos, y añadir el producto especial de textura gelatinosa que da sentido a este acabado en boga.

El gel, producto de primera necesidad para las y los más fieles seguidores de las últimas tendencias en belleza, se puede adquirir en tiendas físicas o portales online. No necesita de otros productos complementarios, ni de brochas especiales. Se puede aplicar con los propios dedos o, si se prefiere, con un pincel del que ya se disponga.