Menú Buscar
Las Merindades / JOAN - CREATIVE COMMONS

¿Aún no conoces Las Merindades?

El norte de Burgos acoge en su interior diferentes propuestas con las que seducir a los amantes de la naturaleza

CARLOS ZAPATERO
6 min

Ubicada en la comunidad autónoma de Castilla y León, concretamente en la comarca de Burgos, Las Merindades es una de las regiones más atractivas de esta zona de España. Uno de sus grandes secretos es la naturaleza de la región, convertida en un importante entorno natural en el que es posible disfrutar de diferentes bosques y atractivos arquitectónicos complicados de encontrar en cualquier otra región del mundo.

Actualmente, este territorio cuenta con casi 3.000 metros cuadrados de extensión en los que se pueden encontrar hasta cuatro espacios naturales protegidos. A continuación, algunos de sus principales atractivos.

Valle de Mena

El valle de Mena es uno de los anfiteatros naturales más conocidos en toda la región española. Inicialmente, este lugar actuó como un pasillo verde entre la Meseta y las regiones del Cantábrico durante una gran cantidad de siglos. Su legado histórico es especialmente importante, debido a que fueron los propios romanos los que decidieron utilizar esta vía para trazar una de las calzadas más transitadas de la época. 

Actualmente sigue siendo uno de los principales atractivos tanto para los propios vecinos de lugar como para los visitantes que acuden a esta localidad a admirar la belleza de la zona. A lo largo de toda su extensión es posible disfrutar de edificios tan característicos como las iglesias de Santa María y San Lorenzo, entre muchos otros. 

San Pantaleón

San Pantaleón es uno de los motivos por los que esta zona se ha convertido en uno de los principales atractivos a nivel nacional. La ermita que hereda su nombre se encuentra situada en lo más alto de un anfiteatro montañoso que lo sitúa a la vista de todos sus visitantes. 

A nivel arquitectónico, este espacio actúa como uno de los lugares más atractivos para visitar. Sin embargo, si hay algo que llama especialmente la atención es el entorno natural en el que se encuentra, repleto de zonas montañosas, corrientes de agua naturales y una gran cantidad de vegetación. San Pantaleón conforma uno de los espacios que más llama la atención de esta región de Burgos. 

La ciudad más pequeña de Europa

Uno de los grandes motivos por los que merece la pena acudir a este lugar es por su amplia oferta de pueblos y ciudades medievales que se pueden encontrar repartidas entre los diferentes caminos que parte de esta región. Una de los ciudades más conocidas es Frías, considerada la ciudad más pequeña de Europa, con apenas 600 habitantes. 

Frías / TOVARITX - CREATIVE COMMONS
Frías / TOVARITX - CREATIVE COMMONS

Sin embargo, la realidad es que existen una gran cantidad de pueblos de escasa extensión y número de habitantes, que han hecho del paso del tiempo una de sus principales señas de identidad. Algunos de ellos son Espinosa de los Monteros, Medina del Pomar u Oña, entre muchos otros. Una de las mejores opciones para poder disfrutar en primera persona de los diferentes atractivos de este lugar es perderse entre algunas de las diferentes rutas que emergen de sus carreteras principales, que nos llevarán a algunas de las zonas con más encanto de la región. 

Saltos de agua

A los diferentes entornos naturales que componen la región de Las Merindades, es posible disfrutar de algunas de las cascadas y saltos de agua más espectaculares que se pueden encontrar distribuidas a lo largo de todo el país español. En los diferentes valles que componen a este lugar es posible disfrutar de diversas montañas aisladas que acogen algunas de las cascadas más altas y caudalosas. Sin embargo, especialmente durante los meses de invierno, es posible que el agua se quede congelada a consecuencia de las bajas temperaturas.

Algunas de las cascadas que más llaman la atención es la que se encuentra en el Salto del Nervión o la Pedrosa de la Tobalina. Es importante conocer que, dependiendo del nivel de precipitaciones que haya sufrido en las últimas semanas la región, el caudal de las mismas puede variar considerablemente.

Herencia arquitectónica

Pese a que Las Merindades son conocidas por su alta riqueza natural, una de sus principales señas de identidad es la gran cantidad de atractivos a nivel arquitectónico que concentran.

Entre ellos, destaca la presencia del arte románico en algunas de sus construcciones principales. A lo largo de toda la comarca es posible disfrutar de diferentes iglesias y edificios que contienen innumerables detalles románicos distribuidos por su fachada.