Menú Buscar
Cindy Crawford / IBSAN - CREATIVE COMMONS

Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford, rinde homenaje a su madre a través de su vestido más icónico

¿Quién no recuerda el famoso Versace de la 'Top model' en el año 1992?

Carlos Zapatero
3 min

Kaia Gerber, más conocida por ser la hija de una de las modelos más reconocidas a escala internacional, Cindy Crawford, celebró recientemente su 18 cumpleaños. Y para la ocasión, como no podía ser de otro modo, escogió una de las piezas más icónicas que lució su madre a lo largo de toda su carrera: el hipnótico vestido negro de Versace con el que la súper modelo se presentaba en sociedad en el año 1992 en la gala de los MTV VMA's.

Un traje de cuero y hebillas, repleto de diferentes aperturas, detalles y transparencias firmado por el propio Gianni Versace. Pese a que ya hace muchos años de eso, fue en la pasada celebración de su cumpleaños cuando la hija de la modelo, con la que guarda un importante parecido estético, sorprendía a todos por la puesta en escena del que es considerado una de las piezas más importantes para la carrera de su madre. 

En los genes

La hija de la modelo ha demostrado que, por encima de ser conocida como la "hija de", tiene dotes de sobra para dominar las pasarelas de moda de todo el mundo, tal y como se desprende del buen uso de su elección, tanto por el vestuario como por el maquillaje.

Gerber combinó el vestido con un cinturón con una chapa dorada de Versace, pendientes dorados, unas botas negras por encima de la rodilla y un bolso de mano a juego, todo de la misma firma que la propia pieza que centró todas las miradas.

Un homenaje con polémica

Pese a que el homenaje de la hija de la modelo ha sido alabado por parte de toda la industria de la moda, no ha sido el único que hemos podido ver estos últimos días. La cantante Miley Cyrus ha aparecido en las últimas horas con el mismo top, con motivo del lanzamiento de su última canción, Don't Call Me Angel.

Una situación que debido a lo reciente del cumpleaños de la hija de Crawford parece que no ha terminado de sentar especialmente bien a las voces más consagradas de la industria de la moda.