Menú Buscar
Imagen de la tierra desde uno de estos hoteles estelares / Free Photos - PIXABAY

¿Qué sabes de los hoteles estelares?

Con la llegada al espacio, cada vez son más los proyectos que se desarrollan para los turistas más atrevidos

CARLOS ZAPATERO
6 min

Con la llegada al espacio cada vez más asentada, el sector del turismo ha encontrado en los avances de la ciencia el filón que necesitaba a la hora de definir nuevas fórmulas con las que revitalizar el sector. Desde hace unos años, son varias las compañías que se han propuesto ofrecer a sus clientes estancias en hoteles construídos directamente en el espacio.

Dennis Tito fue la primera persona en convertirse en turista espacial, cuando pagó 20 millones de dólares en el año 2001 para visitar en primera persona la Estación Espacial Internacional. Para realizar tal hazaña, fue un cohete ruso el medio de transporte que le permitió alcanzar su destino. Desde entonces, han sido cientos las personas que cada vez se muestran más interesadas en la realización de este tipo de viajes.

Diferentes compañías, mismo denimonador

Desde que se llevó a cabo esta acción, varias compañías han trabajado en pro de un denominador común: establecer una nueva frontera que permita a todo aquel que lo desee hacer un viaje al espacio y obtener una habitación con vistas al contorno del planeta. La NASA ha anunciado recientemente que planea comenzar a organizar viajes a la Estación Espacial Internacional con un coste aproximado de 31.000€ y una duración máxima de un mes en cada uno de ellos.

Ante este creciente interés, son muchos los científicos y profesionales de este campo que han identificado la necesidad de legislar todo lo relacionado con el flujo turísitico de personas hacia el espacio. Actualmente, las únicas normativas existentes versan en torno a la prohibición de llevar armas y a la obligatoriedad de que cada una de las visitas que se realicen al espacio exterior tengan como fin afrontar diferentes proyectos de investigación

Orion Spain y los hoteles cápsula

Orion Spain ha sido una de las primeras compañías turísticas en planificar estancias espaciales a partir del año 2024. Concretamente, serían en la estación Aurora y todos los visitantes se alojarían en habitaciones cápsula que tendrían el tamaño aproximado de un avión privado. Para una estancia de 12 días, el coste a afrontar sería de, aproximadamente, ocho millones de euros.

Imagen de la tierra / Free Photos - PIXABAY
Imagen de la tierra / Free Photos - PIXABAY

En palabras de la propia compañía, un total de 30 personas ya han realizado la reserva de 80.000 euros para convertirse en los primeros huéspedes de la firma en esta experiencia única. Entre sus principales reclamos se encuentra la posibilidad de ver un total de 16 amaneceres y anocheceres al día, realizar deporte con gravedad cero y disfrutar de las diferentes actividades que todavía se están planificando para el momento de la apertura. 

Fundación Gateway la construcción de una estación espacial masiva

La Fundación Gateway pretende iniciar la construcción de una estación espacial que sea utilizada exclusivamente para fines turísticos, con capacidad para acoger hasta un total de 400 personas. Según estimaciones realizadas por la empresa, las obras de la estación espacial finalizarían en el año 2028. 

No obstante, fuentes internas han informado que están experimentando un fuerte retraso a la hora de llevar a cabo la construcción, como consecuencia del impacto económico que este tipo de acciones puede llegar a suponer. La idea de Gateway es dar con la fórmula que permita a todos sus pasajeros afrontar el coste del viaje, con una tarifa similar a la de atravesar un continente en el planeta Tierra. No obstante, actualmente las cifras que se manejan se sitúan en torno a las decenas de millones de euros, un coste inasumible para la inmensa mayoría de la población. 

La necesidad de reformular las leyes

El aspecto legal es uno de los que conviene atender a la hora de hacer frente a las diversas situaciones que pueden producirse en el espacio. Actualmente, toda la legislación vigente relacionada está regulada por el Tratado del Espacio Exterior en el año 1967. No obstante, debido a la velocidad a nivel de innovación que se ha producido en los últimos años, urge volver a abordar temas vinculados con aspectos como la explotación comercial, por ejemplo. 

Asimismo, la legislación prohíbe a los países reclamar el espacio y los cuerpos celestes para su propia explotación. No obstante, las compañías interesadas en lanzar cohetes al espacio tendrían que pedir derecho al estado en el que se ubican. Un asunto que parece no encajar dentro de los límites que marca la legislación actual.