Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Escaleras interiores de la Sagrada Familia / Eugenio Mondejar - CREATIVE COMMONS 3.0

Estas son las escaleras más curiosas de España

De carácter más o menos funcionales, estas escaleras se han convertido en una importante seña de identidad en los lugares en los que se asientan

CARLOS ZAPATERO
6 min

La herencia arquitectónica presente a lo largo de toda la geografía española es una de sus principales señas de identidad. Cada vez son más los turistas que visitan España motivados por la arquitectura que aporta belleza y personalidad a un amplio abanico de construcciones. Desde iglesias y castillos de la Edad Media, hasta conventos y calles estrechas con siglos de historia.

Sin embargo, uno de los aspectos que siempre ha llamado la atención dentro de este ámbito han sido las escaleras, con mayor o menor funcionalidad, pero de un esplendor que se mantiene inalterable al paso del tiempo. Y es que, en muchas ocasiones, este simple elemento convierte un edificación cualquiera en una auténtica obra de arte. ¿Qué escaleras monumentales existen en nuestro país?

La Escalinata, en Teruel

Teruel es la primera parada en el recorrido para conocer algunas de las escaleras más famosas que se asientan sobre el territorio español. La Escalinata fue construida por el ingeniero José Torán de la Rad, y llevó a cabo su proceso de construcción entre los años 1920 y 1921, persiguiendo un único objetivo: unir el casco antiguo de la ciudad con la estación de ferrocarril, imprimiendo un estilo modernista que hacen de ella uno de los principales atractivos turísticos con los que cuenta el lugar.

La Escalinata está compuesta por dos escaleras semicirculares que desembocan en la plaza del Paseo del Óvalo. Un mirador muy conocido por las vistas que ofrece del casco antiguo de Teruel y los jardines que rodean a la estación. Una oportunidad única para admirar la belleza que se desprende de este lugar.

Catedral de Girona

La Catedral de Girona es uno de los grandes atractivos de esta capital de provincia. No obstante, por el modo en el que está construida, es necesaria la presencia de una escalera de gran tamaño que permita la entrada a la misma por parte de los fieles. Por ello, se decidió construir una escalera de estilo barroco de 100 escalones que ofrece unas vistas muy singulares del espacio.

Su espectacularidad es tal que fue uno de los escenarios escogidos por el equipo de producción de Juego de Tronos para grabar uno de los capítulos de la serie. Su carácter histórico y la belleza que desprende hacen de este lugar uno de los más singulares del territorio nacional. 

Sagrada Familia, Barcelona

Las diferentes formas geométricas que se encuentran presentes a lo largo de toda la Sagrada Familia son una de sus principales señas de identidad. Sin embargo, Antoni Gaudí hizo un importante esfuerzo para llevar a cabo el diseño de las escaleras de caracol, que simulan el camino que cualquier hombre debe recorrer para ascender de la tierra hasta el cielo. 

Sagrada Familia / Patrice Audet - PIXABAY
Sagrada Familia / Patrice Audet - PIXABAY

Por el gran tráfico de turistas que tiene este lugar diariamente, las escaleras únicamente pueden utilizarse para bajar desde las torres hasta el escenario principal, ya que la subida se realiza en ascensor. Además, conviene recordar que para disfrutar de la belleza arquitectónica de las torres conviene comprar una entrada específica, debido a que su acceso no está incluido en el precio general.

Convento de San Domingos de Bonaval, Santiago de Compostela

En Santiago de Compostela se encuentra otras de las escaleras con mayor personalidad. Esta está ubicada en el interior del convento de San Domingos de Bonaval y su particularidad es la manera en la que está construida. Se trata de una escalera de caracol, diseñada por Domingo de Andrade, con forma helicoidal triple, es decir, las tres rampas de acceso que dan lugar a esta escalera conducen a diferentes pisos del Museo do Pobo Galego.

Este museo se enmarca dentro de la iniciativa de diferentes organismos públicos que da a conocer las diversas tradiciones y la historia del pueblo gallego, por medio de una serie de exposiciones que versan en torno al mar, la agricultura o la arquitectura popular. En este lugar, los visitantes podrán aproximarse al día a día del pueblo gallego.

Pujada de Sant Doménec, Girona

Además de las escaleras de la catedral, en Girona es posible visitar otras escaleras igual de representativas. Se trata de la pujada de Sant Doménec y sus interminables escalones que, actualmente, sirven como terraza de uno de los restaurantes que se asientan a su alrededor. Especialmente por la noche, disfrutar de una pizza casera sentado en este lugar conforma una experiencia repleta de encanto difícil de olvidar.