Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Figuritas de mazapán / Monika Schröder EN PIXABAY

Cómo hacer mazapán casero

Elaborar uno de los dulces más típicos de la Navidad es mucho más sencillo de lo que se puede creer

Carlos Losada
6 min

Asegurar que el mazapán es uno de los dulces más populares de la Navidad es tan obvio como afirmar que su elaboración no es complicada pero necesita un toque “especial” para lograr la mezcla perfecta y un sabor sobresaliente.

Es decir, cualquier persona puede hacer mazapán con un poco de paciencia, pero no todos conseguirán llegar a crear las obras de arte gastronómicas que son capaces de elaborar en Toledo (los más famosos de España y entre los principales del mundo) y en Soto, La Rioja (cuna de un mazapán también muy genuino).

¿Por qué es una receta sencilla?

Al observar los ingredientes que se necesitan para preparar mazapán, se llega a la conclusión de que ni son muchos, ni son complicados de encontrar. Y no es de extrañar, ya que se trata de un dulce que hunde sus raíces en la alimentación mediterránea.

Y aunque no se conoce exactamente cuándo se comenzó a preparar, hay diversas teorías que resultan interesantes, como la que apunta que fue una invención del convento de San Clemente de Toledo tras la batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212 y que tenía como objetivo dar de comer a mucha gente hambrienta.

¿Qué ingredientes se necesitan para hacer mazapán?

Los ingredientes básicos para hacer mazapán casero son almendras crudas, azúcar glas y huevo. Ni más ni menos. En cuanto a las cantidades, veamos una receta en la que se emplean unos 250 gramos de la almendra (si se compra molida, se evita un paso, pero ambas opciones son buenas), otros 250 del azúcar y un solo huevo del que se tendrá que separar la clara de la yema.

Para otros tipos de mazapán hay algún que otro ingrediente más, pero para el más clásico no es necesario. Por esa razón es importante adquirir ingredientes de buena calidad, especialmente las almendras, ya que de su sabor dependerá el resultado final del dulce.

Algunos mazapanes en una bandeja / EFE
Algunos mazapanes en una bandeja / EFE

¿Cómo se elabora el mazapán?

El primer paso es moler las almendras, tal y como se ha apuntado. Siempre es mejor contar con almendras completas porque el resultado será mucho más fresco que si se elige ya un preparado molido. Una vez que se consigue que todo sea uniforme, el siguiente paso es mezclarlo con el azúcar para lo que se empleará la clara de huevo que antes hay que separar de la yema.

Con el objetivo de que quede una masa sin grumos hay que tener paciencia y amasar bien. Cuanto más maleable y manejable sea el resultado, mejor se podrá trabajar después el mazapán.

Después de la masa

Una vez que se tiene la masa compacta, hay que dejarla reposar envuelta en plástico (papel transparente) al menos media hora para que todo se hidrate completamente. Cuando esté preparada, es la hora de echarle imaginación e ir cortándola en trocitos que luego se molderán en las conocidas figuritas. En este caso es posible contar con la ayuda de pequeños moldes o simplemente dejarse llevar por lo que a cada uno le apetezca crear.

En el momento en que se tengan todas preparadas, se sitúan sobre la bandeja del horno y se las pinta con la yema del huevo que se apartó al comienzo de la elaboración. Se calienta el horno a 200 grados y se mete la citada bandeja. En este caso hay que estar muy pendientes de cuándo se doran, ya que en un descuido se pueden quemar, lo que echará por tierra todo el trabajo.

Enfriamiento

Cuando se sacan, hay que dejarlas enfriar para comérselas. Además, no hay que ser impacientes porque cuando las figuritas están calientes pueden desmoronarse, dado que la mezcla es propensa a ello.

Después de que coge la temperatura ambiente, el mazapán está preparado para ser degustado y disfrutado. Como se puede comprobar, se trata de una receta muy sencilla que cualquiera puede realizar. Es más, existe la posibilidad de complicarla o incluso de adornarla con pequeños detalles dulces, aunque eso ya corre a cargo de cada cocinero.

Consejos sobre el mazapán

Eso sí, hay que recordar que se trata de un dulce casero que carece de cualquier conservante, de manera que lo más adecuado es que no tarde mucho en comerse. De hecho, lo más adecuado es que se consuma antes de que pasen dos días desde su elaboración.

Otra opción es que se envuelvan las figuritas, lo que permitirá que duren más tiempo a la vez que se evita que se endurezcan y hagan más incómoda su ingesta.