Menú Buscar
En coches como este tendrán que instalar cajas negras / PIXABAY

Los coches llevarán cajas negras (como los aviones) a partir de 2022

Este será uno de los 11 sistemas de seguridad que entrarán en vigor en los próximos años para mejorar la responsabilidad de conducción

CARLOS ZAPATERO
3 min

El Parlamento Europeo inició el pasado mes de marzo una revisión del Reglamento General de Seguridad con el que añadir un extra de seguridad a todos los vehículos que circulen por las vías públicas. Entre estas medidas, la que más ha llamado la atención ha sido la obligatoriedad de la instalación de cajas negras, cuyo objetivo es el de monitorizar todo lo que ocurra en el interior de un vehículo en los momentos previos a un accidente.

Los datos que puedan recoger estos instrumentos dependerán, principalmente, de dos factores. Por un lado, la regulación de cada país en materia de seguridad y de privacidad. Por otro, la tecnología instalada en cada vehículo. En coches con cámaras y radares instalados, será mucho más sencillo recolectar una mayor cantidad de datos. En vehículos con packs más básicos instalados, no se podrán recoger tantos datos.

Objetivo: monitorizar los datos

Según la Comisión Europea, "estos dispositivos se pueden usar en automóviles. Transporte comercial como una valiosa herramienta de investigación para monitorear (...) nuevas tecnologías de seguridad".

No obstante, la realidad es que la instalación de este tipo de dispositivos podrá servir para muchos más usos. Un buen ejemplo de ello es el uso que podrán hacer las compañías aseguradoras para fijar el precio del seguro en base a las pautas de comportamiento de cada conductor al volante, así como las probabilidades de accidente que pueda tener en base a ellas.

Periodo anterior al accidente

Una vez instaladas, su funcionamiento será muy similar al que tienen en los aviones. Únicamente recopilarán información en los periodos inmediatamente interiores y posteriores al accidente. De esta manera, se podrá identificar de una manera mucho más sencilla los motivos del accidente en cuestión.

Las cajas negras actuarán, de esta manera, como testigo de lujo ante cualquier situación anómala a la que se tenga que enfrentar un conductor en un momento dado. Es importante conocer, además, que este instrumento no podrá utilizarse como prueba para culpar a un conductor en caso de accidente, puesto que tendrán carácter anónimo. La Unión Europea ha sido el organismo encargado de decidir que en estas cajas no pueda aparecer el número de bastidor de cada coche, impidiendo que puedan estar asociadas a nuestro vehículo.