Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
'El gran siglo' de René Magritte / KUNSTMUSEUM GELSENKIRCHEN

CaixaForum acogerá la gran exposición sobre Magritte en 2022

Es la primera gran retrospectiva del belga en España desde el año 1989

7 min

Ahora es el turno de Madrid y del Museo Thyseen, pero tras esta visita por la capital CaixaForum de Barcelona acogerá una de las grandes exposiciones que se pueden ver sobre uno de los grandes pintores del surrealismo pictórico, René Magritte. Más concretamente, a partir del 24 de febrero de 2022 todo aquel que esté por la Ciudad Condal tendrá la oportunidad de disfrutar in situ de esta gran muestra artística que estará abierta hasta primeros de junio del próximo año. 

La máquina de Magritte es el título de esta exposición que se inaugura el 14 de septiembre en la pinacoteca madrileña y que es la primera retrospectiva que se hace del artista de origen belga en España desde 1989. En total, una muestra formada por casi un centenar de obras recopiladas de numerosos museos, galerías de arte y colecciones de particulares y que ha contado en todo momento con el apoyo y el respaldo de la Fundación Magritte. 

El universo de Magritte

Esta exposición llevará al espectador hasta el mismo centro del imaginario creativo de Magritte. Un universo donde no faltan las imágenes provocativas y donde él mismo participaba de un sugerente juego con el admirador de sus obras hasta el punto de que este se llegará a cuestionar ideas o reflexiones que consideraban ya establecidas en su mente. 

Y para ello, el pintor belga se basaba en recursos denominados metapictóricos o pequeñas trampas visuales; es decir, en sus cuadros (como los que se pueden ver en esta exposición) abundan sobre todo elementos icónicos como las ventanas, los espejos, las figuras que no muestran su rostro y permanecen de espaldas al interlocutor (al espectador), las siluetas o los autorretratos. 

Otra de las obras del belga René Magritte   COURTESY LUDION PUBLISHERS
Otra de las obras del belga René Magritte COURTESY LUDION PUBLISHERS

La exposición

El recorrido por esta muestra pictórica se ha establecido en siete secciones bajo los títulos de Los poderes del mago (con autorretratos del autor), Imagen y palabra (centrado en la introducción de la escritura en la pintura), Figura y fondo (donde examina las posibilidades de la paradoja en la pintura), Cuadro y ventana (el cuadro dentro del cuadro), Rostro y máscara (supresión del rostro en la figura humana), Mimetismo (donde Magritte se fija en su fascinación por el mimetismo animal) y Megalomanía (donde se presenta el recurso del cambio de escala). 

Diferentes espacios que conforman un todo y que hacen todo un repaso a la diversidad de la trayectoria artística y profesional de René Magritte. Además de la contemplación de los 95 cuadros que forman parte de La máquina de Magritte y que el propio autor definía como "pensamientos visibles", todo aquel que se acerque hasta CaixaForum de Barcelona el próximo año podrá descubrir una instalación complementaria a base de fotografías y una serie de películas caseras filmadas por el artista. 

Sus primeros años

Poca información hay de la infancia de René François Ghislain Magritte, el verdadero nombre del pintor, que nació en la localidad belga de Lessines en 1898. No era ni un adolescente cuando ya mostraba su interés por el mundo del arte asistiendo a sus clases de dibujo; sin embargo, esa infancia se vio truncada con el suicidio de su madre cuando apenas tenía 13 años. Una imagen, la de su madre fallecida ahogada en un río, que sirvió de influencia para algunas de las obras de Magritte entre 1927 y 1928. 

Pese a esta complicada vida personal, el joven René no dejó de lado su pasión y empezó a dar forma a sus primeros cuadros dentro de la línea del Impresionismo, al tiempo que ingresó en la Academia de Bellas Artes de Bruselas. Su primera exposición pública fue en de forma conjunta con Pierre Louis Flouquet en el Centro de Arte de Bruselas y más tarde participaría en otra en el Círculo Real Artístico, en 1923. Ya se podían ver entonces unas pinceladas donde se adivinaban retazos del cubismo, el orfismo, el futurismo y el purismo.

El surrealismo

Al establecer su residencia en París, en 1927, es cuando empieza a participar en las actividades del grupo surrealista (sobre todo relacionándose con artistas de la talla de Breton, Miró o Dalí). Sin embargo, tras unos años cerca de la capital francesa regresa a su país de origen y sigue explorando en su pintura, pero sin dejar de lado su verdadera esencia dentro del surrealismo. 

Con el paso de los años y hasta su muerte en el año 1967, Magritte se dedica a realizar numerosos encargos y a participar en muestras en Bruselas, Ginebra, París, Nueva York y hasta en Israel. Sin embargo, pocos días después de la inauguración de una importante exposición de su obra en el Museo Boymans Van Beuningen de Róterdam, el pintor fallece. Quedan entonces para el recuerdo algunos de sus cuadros más destacados como El asesino amenazado, La voz de los vientos, La clarividencia, La llave de los campos y El tiempo perforado.