Menú Buscar
Interior del bosque encantado de Orrius, en la comarca del Maresme / J.PLENIO EN PIXABAY

¿Aún no conoces el bosque encantado de Orrius?

Situado en la comarca del Maresme, es uno de los bosques más próximos a la ciudad de Barcelona

CARLOS ZAPATERO
3 min

Limítrofe con La Roca del Vallés, Argentona, Cambrils y Vilassar, Orrius es un pequeño municipio que se sitúa muy próximo a la ciudad de Barcelona, a poco más de 30 kilómetros del centro de la capital catalana. Entre los principales atractivos de la localidad, se encuentra su principal aspecto a destacar: la presencia de un bosque encantado. Es conocido por toda la región de Cataluña como uno de los espacios verdes con mayor atractivo de la comunidad. 

Desde el año 2016, este municipio forma parte del Consorci del Parc de la Serralada Litoral, un conjunto de diferentes parques y espacios naturales protegidos y gestionados por la Diputación de Barcelona. 

Construcciones prehistóricas y diferentes interrogantes

Desde la entrada a este espacio natural, son varios los elementos que llaman la atención desde un primer momento: extrañas figuras talladas en rocas de gran tamaño, como un elefante, diferentes cabezas de seres humano y otros dibujos, aparentemente sin sentido, que acaparan todo el protagonismo. 

Uno de los principales atractivos que se pueden encontrar en el interior de este lugar son las diferentes cuevas prehistóricas que se han convertido en su seña de identidad. Nadie conoce exactamente el por qué de que se hallen en su interior, pero junto a lo descrito anteriormente, conforma una experiencia repleta de belleza y magia capaz de encandilar a todos sus visitantes.

La piedra de las cruces

Asimismo, cobra especial relevancia la presencia de una piedra de gran tamaño, situada en pleno corazón del bosque, a la que los propios vecinos de la localidad la han bautizado como la roca de las cruces. Uno de los aspectos más conocidos de este parque y uno de los principales motivos por los que, especialmente durante el fin de semana, decenas de personas se agolpan hacia el interior de su frondosa flora.

Pese a que nadie conoce el significado de las decenas de cruces que se encuentran grabadas sobre ella, cuenta la leyenda que cada una de las señales son obra del bandolero Perot Rocaguinarda, un conocido bandolero catalán que asaltaba a las personas que recorrían el camino entre Barcelona y Girona. Y cada cruz representa cada una de las muertes que llevó a cabo.