Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los voluntarios digitales que pueden colaborar desde casa / Surface EN UNSPLASH

¿Es posible ayudar desde casa? El fenómeno de los voluntarios online

Sin tener la necesidad de desplazarse o aportar grandes sumas de dinero, personas solidarias emprenden su labor social gracias a sus ordenadores

Carlos Losada
5 min

La solidaridad siempre resulta necesaria para conseguir mejorar la sociedad, pero en los momentos que se están viviendo actualmente, quizás sea más necesaria que nunca, ya que hay muchas personas que lo están pasando mal.

Quizás por esta razón el voluntariado online se ha convertido en el modo en que mucha gente puede poner su granito de arena y ayudar a quienes lo necesitan desde su propio hogar, sin necesidad de desplazarse o de correr riesgos de contagio por coronavirus.

“Ya tengo tiempo”

Lo mejor de este tipo de ayuda es que es perfecta para todas aquellas personas que estarían dispuestas a colaborar en una buena causa pero que no lo hacen porque carecen del tiempo o de los medios que se requieren.

Y es que los voluntarios digitales llevan a cabo su labor desde su propio hogar (o desde el lugar en que ellos crean conveniente), sin necesidad de desplazarse e incluso sin tener que cooperar con sumas económicas, otro aspecto que frena a muchas personas que desean ayudar pero que no tienen lo recursos con que hacerlo, más allá de su tiempo.

Nuevas tecnologías

La vía para que el voluntariado digital sea posible es, sin lugar a dudas, el desarrollo de las nuevas tecnologías como vía para que todo esté más conectado. Como se ha podido comprobar durante los meses de confinamiento total por la pandemia, han sido las aplicaciones de mensajería y videollamadas los principales canales para estar en contacto con los seres queridos.

Pues bien, esas tecnologías son las que hacen posible que los voluntarios puedan llevar a cabo todo tipo de tareas relacionadas con una labor social. Un buen ejemplo son aquellas personas que se dedican a coordinar acciones desde su propio hogar, de manera que ponen en contacto a los voluntarios con quienes recibirán la asistencia o la ayuda.

Una voz, una imagen…

Otra de las maneras más habituales de ser voluntario es acompañando a las personas que se encuentran solas, especialmente en estos momentos en los que los mayores son mucho más propensos a caer enfermos que los más jóvenes. Y esa compañía no solo se logra con llamadas telefónicas, sino que también se puede realizar mediante videollamadas para poner cara a quien te está escuchando y te está regalando un rato de su tiempo.

En este sentido, incluso hay voluntariado para ayudar a mejorar las conexiones y eliminar la brecha digital que existe entre la población de mayor edad. Esta tarea se puede hacer en remoto y hay especialistas que se encargan de que muchas personas puedan estar en contacto y no tengan exclusión social.

Voluntario digital / ConvertKit EN UNSPLASH
Voluntario digital / ConvertKit EN UNSPLASH

Labores administrativas

Por otro lado, el hecho de realizar el voluntariado a distancia mediante soportes digitales no impide que cualquiera pueda echar una mano a las organizaciones sin ánimo de lucro que se dedican a ayudar a las personas necesitadas.

Hay numerosas opciones de colaboración: desde contrastar noticias y demostrar cuáles son fake news, hasta escribir en blogs, encargarse de labores administrativas o cualquier otra especialidad que se adecúe al perfil profesional de cada uno. A fin de cuentas, cuando se quiere ayudar, siempre hay alguna forma de hacerlo.

Las redes sociales también

Otra de las vertientes del voluntariado digital se encuentra en las redes sociales, ya que cualquier persona que tenga perfil en las principales tiene la opción de participar en las actividades de las ONGs.

Un buen modo de hacerlo y que las propias organizaciones consideran clave para que se visualice su labor y eso consiga un efecto llamada para otras personas que deseen ayudar es compartir contenidos en dichos perfiles, de manera que un retuit o algún otro contenido puede suponer que el mensaje llegue a un mayor número de personas, especialmente si quien lo hace cuenta con muchos seguidores.

Generadores de contenidos

Ese es el modo más sencillo de ayudar a través de las redes sociales, pero no es el único. Quienes quieran apoyar con un mayor esfuerzo pueden dedicarse a la creación de contenidos (tuits, stories, publicaciones…) que compartirán en sus perfiles o que prepararán para ONGs que los distribuirán del mejor modo posible.

En definitiva, se trata de ayudar a quienes más lo necesiten y por la causa que cada persona considere más justa. Y como se puede ver, es posible hacerlo desde el sillón de casa.