Menú Buscar
Eduardo Gómez, el actor de 'Aquí no hay quién viva' y 'Lo que se avecina' / CG

Muere el actor Eduardo Gómez, el icónico Mariano de ‘Aquí no hay quién viva’

El cómico, que también se unió al elenco de 'La que se avecina', ha fallecido a los 68 años de edad

28.07.2019 10:47 h.
4 min

El actor Eduardo Gómez, conocido por interpretar al vendedor Mariano en Aquí no hay quien viva y sumarse después al elenco de La que se avecina, ha fallecido a los 68 años de edad. Lo ha anunciado el creador de la popular serie, Alberto Caballero, en su cuenta personal de Twitter. 

A pesar de que su momento de mayor reconocimiento entre el gran público le llegó en la etapa final de su carrera, Gómez era un habitual de la pequeña pantalla. Había sido camarero, vendedor de enciclopedias, albañil y dependiente en unos grandes almacenes, pero su carisma y humor le propició un papel secundario en la serie ¡Ay señor, señor! en los años 90. 

Mariano, el personaje que le dió la fama

Fue este papel el que le permitió continuar en el sector de la interpretación. Aunque sin duda alguna fue Mariano el personaje que le llevó a la fama, el tendero de Aquí No Hay Quien Viva. También le brindó su primer reconocimiento del sector, ya que ganó el premio al Mejor Actor Secundario de Actores en 2005

Eduardo Gómez desvela su drama personal
Eduardo Gómez, el actor que antes había sido camarero / CG

Continuó en el mismo registro en La Que se Avecina, pero sólo se quedó en la serie entre 2007 y 2013. Al finalizar la sexta temporada anunció que necesitaba parar y distanciarse de todo. Confesó que si continuaba con el ritmo que había llevado en la última década, "iba a petar". Descansó hasta 2015, cuando comenzó a trabajar en otra serie. Daba vida a Juanito en Gym Tony. 

Deja también una intensa actividad en el cine, con tres papeles que recibieron en su día un reconocimiento destacado del gran público. Se estrenó en la gran pantalla en El milagro de P. Tinto, de Javier Fesser (1998) y participó en una veintena de películas. Entre ellas, La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda (1999); 800 balas, de Álex de la Iglesia (2002); Tiovivo c. 1950, de José Luis Garci (2004); Torrente 3, el protector, de Santiago Segura (2005) o Anacleto: Agente secreto, de Javier Ruiz Caldera (2015). Su último papel fue en Makoki: Un Amor de Muerte, de Esteban Díaz.

Vida personal

En el terreno personal, Eduardo era padre de un niño. El nacimiento del pequeño fue uno de los episodios más tristes de su vida y así lo contó él mismo en alguna ocasión ante las cámaras. Poco después de que naciera el pequeño su primera mujer los abandonó con una nota que dejó pegada en la nevera. "No nos llevábamos mal, pero la situación económica no era buena", reconoció. Poco después inició su meteórica carrera artística.