Menú Buscar
Entrada al túnel de Inchindown en Invergodon donde se ha recogido el eco de 112 segundos / CREATIVE COMMONS

¿Dónde se encuentra el eco más largo del planeta?

El eco de un disparo en un complejo de túneles llegó a resonar durante casi dos minutos

3 min

Uno de los entretenimientos más recurrentes de los niños cuando llegan a grandes espacios cerrados es el de probar a ver si el entorno les devuelve su propia voz. El eco se produce cuando las ondas sonoras rebotan hasta ser percibidas de nuevo por su emisor. Este fenómeno suele darse en superficies amplias y sin demasiados obstáculos que puedan entorpecer la reverberación.

El eco se escucha durante escasos segundos en ciertos espacios y en momentos concretos, dependiendo de diversos factores. Los materiales y formas de los que se constituya el entorno del emisor del sonido afectan a la duración, así como la entonación y si se trata de un sonido seco o de, por ejemplo, una pieza musical. Recientemente se halló el eco más largo del mundo en unas cuevas excavadas durante la II Guerra Mundial en Escocia, en la que el sonido resonó durante 112 segundos.

Descubierto por un ‘youtuber’

Fue el youtuber Tom Scott quien visitó un conjunto de túneles excavados en Invergordon hace cuatro años para comprobar la duración del eco. En 2014, Scott se adentró en las cuevas equipado con un potente equipo de recepción de sonido que constaba de micrófonos y sistemas de medición de decibelios y de la reverberación del sonido.

El túnel construido para aguantar los continuos bombardeos de este período bélico constan de una longitud de al menos 230 metros y sus paredes son de roca sólida de casi medio metro de espesor. El emisor elegido para el sonido fue un arma de fuego. Tras el disparo, los micrófonos del youtuber fueron capaces de detectar el eco hasta 112 segundos después.

La utilidad del eco

Más allá de ser una simple curiosidad, esta devolución de las ondas sonoras por parte del entorno se emplea en diversos sistemas de localización. Un ejemplo de esto es el sonar, que emite sonidos y mide el tiempo que las ondas tardan en volver al emisor para ubicarse en el agua. Además, varios animales emplean este método en condiciones de baja visibilidad o debido al poco desarrollo de su sentido de la vista.