Menú Buscar
Una mujer en la cama

Diez cosas que las chicas no saben sobre el sexo

Los profesores a menudo sólo se centran en las partes de los genitales femeninos asociados con la reproducción, y dejan de lado los involucrados con el placer

3 min

Si en el instituto te enseñaron Educación Sexual puede que vayas muy perdido... Esto es lo que opinan desde Medical Daily sobre las confusiones que han generado este tipo de formación.

El equipo de All Time 10 elaboró una lista de algunos de los puntos más importantes de las clases de educación sexual dirigidas a las niñas: El aspecto que más se enfatizan en este tipo de formación sobre la sexualidad femenina es la reproducción. Los profesores a menudo sólo se centran en las partes de los genitales femeninos asociados con la reproducción, y dejan de lado a los involucrados con el placer, como el clítoris. En realidad, el clioris, similar al pene, está lleno de tejido eréctil y crece de tamaño.

El papel del himen

Además, la educación sexual también desinforma a las niñas sobre el himen. A menudo se nos enseña que el himen cubre la vagina y se rompe la primera vez que una mujer tiene relaciones sexuales, pero esto no es completamente exacto. En realidad, rodea la vagina, y aunque puede estirarse e incluso romper durante el coito, nunca se rompe realmente. Además, también puede curar, lo que significa que es posible que las mujeres sexualmente activas tengan himens intactos. En cuanto a la causa de que muchas mujeres sangean la primera vez que tienen relaciones sexuales, All Time 10 considera que no se debe a la ruptura del himen, sino más bien a la sangre de la vagina debido a la mala lubricación.

El control de la natalidad también es un tema que a menudo se explica de forma confusa. Por ejemplo, las escuelas a menudo no enseñan que es posible que las mujeres queden embarazadas cuando tienen relaciones sexuales durante su período. Además, aunque los fabricantes de píldoras anticonceptivas se jactan de que son eficaces en un 99% para prevenir el embarazo, en un entorno real esto se aproxima al 91%. Esto se debe en gran parte a que algunas mujeres no toman la píldora como se aconseja, y ciertos medicamentos interfieren con la efectividad de la droga.