Menú Buscar
La Guardia Civil irrumpe en un prostíbulo ilegal / CD

Detenidas tres personas por explotación sexual en Zaragoza

También se las ha imputado por delitos relacionados con drogas

3 min

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres miembros de una organización criminal de origen colombiano. Se dedicaban a la captación de jóvenes de su misma nacionalidad para su posterior explotación sexual en Zaragoza.

El pasado 13 de julio, una ciudadana colombiana denunció ante la Policía Nacional de Zaragoza haber sido engañada por una conocida suya. Le había ofrecido trabajar en España, con la oportunidad de acceder a una vida mejor. La demandante vivía recluida en un piso de la capital aragonesa, junto con otras mujeres. Eran controladas permanentemente y obligadas a ejercer la prostitución con clientes que accedían al piso tras contactar mediante publicidad en sitios de internet.

Sexo y droga

Las víctimas no solo estaban obligadas a mantener relaciones sexuales, sino también a proporcionar cocaína a los clientes.

En el registro practicado en la vivienda donde las mujeres estaban recluidas se logró identificar a la responsable de la custodia. Ella era la encargada de captarlas a través de falsas promesas de trabajo. Además, era quien realizaba el control de los servicios sexuales, la recepción del pago por los mismos, la tramitación de los anuncios en internet y el suministro de la droga.

Enriquecerse rápidamente

Una de las detenidas es una ciudadana colombiana con permiso de residencia en España. Comenzó este negocio al contactar con familiares y amigos de su barrio natal, a los que engañó con la promesa de enriquecerse en España en poco tiempo.

Del resultado del registro se obtuvieron numerosas pruebas que imputaban a la principal acusada un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Entre estas pruebas, se encontraron agendas con anotaciones de cuentas derivadas de servicios sexuales prestados, giros de dinero y varios utensillos para la manipulación y empaquetado de cocaína.

Cuatro víctimas

En total, son tres mujeres y un hombre lo que manifestaron ejercer la prostitución en ese piso. Una vez en dependencias policiales, dos de estas personas manifestaron ser víctimas y haber recibido amenazas en caso de no someterse a los dictados de la proxeneta.

Las otras dos mujeres identificadas se encontraban en estancia irregular en el país, motivo por el que se les incoó el preceptivo expediente sancionador. Las investigaciones policiales siguen abiertas y no se descartan más detenciones relacionadas con estos hechos.