Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El plátano, la verdadera esencia de este especial vino canario / Mike Domer en UNSPLASH

¿Qué es el vino de plátano? Un toque diferente para acompañar en la mesa

Este caldo, además de sabroso, aprovecha los millones de kilogramos de esta fruta que acaban cada año en la basura

Victoria Herrero
6 min

Puede que a los más puristas esto del vino del plátano le suene un tanto raro de primeras. No así para la compañía tinerfeña Bodegas Platé que es la encargada de dar forma al primer y único caldo afrutado elaborado con el manjar amarillo tan característico de las Islas Canarias. Una idea no solo novedosa para servir en la mesa y acompañar las mejores recetas, sino también de lo más práctica. Y es que con la elaboración de este peculiar vino se aprovecha parte de los millones de kilos de esta fruta que se tiran cada año como reconocen estos productores. 

Un producto para entrar dentro del sector vinícola y cuya elaboración no dista mucho de la tradicional que se hace con la uva. Este proceso de vinificación es prácticamente el mismo que se sigue con el de otros vinos ya que la fruta, tras ser pelada a mano, se tritura y se prensa para hacer su propio mosto. A continuación, este resultado se fermenta en depósitos de acero inoxidable para, más tarde, pasar por un sistema de clarificación y embotellado para su posterior consumo con una temperatura óptima de entre 6º y 8º C.

Donde todo comenzó

Tal fue la idea que tuvieron en estas bodegas canarias que hace un par de años, antes del estallido de la pandemia, fueron muchos los que se animaron a probar este peculiar caldo. Así pues, en el año 2019 Bodegas Platé produjo unas 20.000 botellas aproximadamente de su vino de plátano que fueron a parar en su mayoría a terreno insular, pero también más lejos. Incluso en Alemania se podía encontrar ese año esta bebida con base de plátano que todavía no es del todo conocida en España, pero no así en Australia donde hace tiempo que se elabora. 

Un producto gastronómico y, además, con conciencia si se tiene en cuenta la cantidad de millones de kilos de esta fruta que acaban cada año en el cubo de la basura. Tal y como confirman desde la propia empresa productora, solo en el año 2017 se desperdiciaron unos 17 millones de kilogramos de plátanos que ahora se recuperan para dar vida a esta variedad de vino que se presenta en forma de semiseco y semidulce. 

Un vino sorprendente

La pregunta que quizá se hagan muchos al conocer esta novedad del vino de plátano es acerca de su sabor y si este en boca se asemeja al de la misma fruta que sirve de punto de partida. En un primer sorbo, todo aquel que pruebe esta bebida descubrirá un regusto de lo más suave que acompaña a un caldo con cuerpo medio o medio bajo y una textura muy acusada con un ligero matiz a sal. 

En lo que al aroma se refiere es cuando su fruta protagonista hace acto de presencia junto con unos olores que recuerdan a melocotón, piña, guayaba o maracuyá junto con otras variedades como la manzana. Todas estas características hacen de este vino de color amarillo paja, como no podía ser de otra manera viniendo de donde viene, el complemento ideal para un sorbo de lo más refrescante en una tarde calurosa de verano y también como acompañante de un dulce postre, pescados crudos (como el sushi), arroces, ensaladas o alimentos ahumados. 

El plátano, fuente de salud

La fruta más característica de las Islas Canarias es la base para elaborar este apreciado vino, que no es un licor ya que no se agregan ni alcoholes destilados ni ningún tipo de colorantes, que guarda buena parte del cóctel de salud que esconden los plátanos canarios. Salvando las distancias, ya que no es lo mismo comerse una pieza de esta fruta que tomarse una copa de este vino, son muchos los beneficios asociados a los plátanos como recuerdan desde la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Así pues, esas buenas noticias se traducen en una composición donde no faltan las vitaminas ni los minerales, una ayuda para regular los trastornos de ánimo gracias a la presencia de L-triptófano y de potasio, un buen compañero de recuperación física tras un esfuerzo deportivo y un importante aporte antioxidante. Por si fuera poco, los plátanos protegen el corazón y previenen el tener un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares como la diabetes, el colesterol o la hipertensión; además de actuar como defensa natural ante las bacterias y ante la inflamación del organismo. 

Deportista al que le vienen muy bien el plátano tras el esfuerzo   Alora Griffiths en UNSPLASH
Deportista al que le vienen muy bien el plátano tras el esfuerzo Alora Griffiths en UNSPLASH