Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una sanitaria sostiene una prueba de detección del coronavirus /EP

Omicron, la nueva variante del coronavirus que preocupa por sus altos índices de propagación

La nueva cepa detectada en el sur del continente sur africano pone en riesgo la efectividad de las vacunas actuales contra el Sars-CoV-2

3 min

Omicron, así es como la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha bautizado a la nueva variante del coronavirus, B.1.1.529, detectada este jueves 25 de noviembre, en el sur del cono africano y que ya ha sido catalogada de “potencialmente peligrosa”. Se trata de una nueva cepa que se aleja sustancialmente de la primera versión del Sars-CoV-2, detectada en diciembre de 2019, en Wuhan (China), y que ya ha sido diagnosticada en Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto, Suazilandia, Israel y Hong Kong (China).

De hecho, esta nueva mutación del virus preocupa a las autoridades por su alta capacidad de infección, mucho más elevada que todas sus variantes antecesoras. En este sentido, se le atribuye el 90% de los casos diagnosticados en los últimos días en la ciudad de Johannesburgo (Sudáfrica) y el incremento del 321% de casos en una sola semana en el país. 

32 mutaciones en la proteína S

Si bien, además, de sus altos niveles de propagación, los científicos ponen el foco en la capacidad de acumular hasta 32 mutaciones en la proteína de la espiga, más conocida como spike, la clave en la que se basan las vacunas actuales para combatir a la enfermedad. Una realidad que de confirmarse, podría poner en riesgo la efectividad de los sueros desarrollados hasta ahora.

Ante este nuevo escenario y en pleno repunte de contagios por la variante Delta en el centro de Europa, países como Alemania, Italia, Reino Unido, España, Israel o Singapur han echado el cierre a las conexiones aéreas con el sur del continente africano. Una medida que cuenta con el aval de la Comisión Europea y que desde Bruselas se propondrá al resto de Estados Miembros, tal y como ha avanzado este viernes su presidenta Ursula von der Leyen.

Bajo índice de vacunación

La decisión también ha sido aplaudida por la portavoz de la SEIMC, quien avanza que de confirmarse que esta variante es mucho más transmisible, se debería extremar el control respecto a los viajes con destino África. Además, según recoge El confidencial, la experta incide en la importancia de secuenciar los casos, sobre todo, en los países no vacunados o con un índice bajo de vacunación.

En este sentido, señala que en Sudráfrica, el índice de personas vacunadas con pauta completa apenas llega al 23%. Por este motivo, los científicos insisten en inocular a la población diana en los países con tasas bajas de inmunización.