Menú Buscar
Cañón del portaviones estadounidense de la Segunda Guerra Mundial USS Wasp / VULCAN

Encuentran un portaviones estadounidense de la Segunda Guerra Mundial

El USS Wasp se utilizó en la Campaña de Guadalcanal el 7 de agosto de 1942

Carlos Aguado
19.03.2019 17:02 h.
3 min

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los grandes acontecimientos históricos de la época moderna, siendo categorizado como el mayor conflicto internacional por la escala que tuvo. Aunque el foco estuvo en Europa, las batallas entre el bando de los Aliados y el Eje se libraron en prácticamente todos los continentes. Es por ello por lo que no sorprende encontrar un portaviones estadounidense hundido en la Gran Barrera de Coral​, en pleno Océano Pacífico, esclareciendo así la misteriosa desaparición del USS Wasp.

El USS Wasp se utilizó en la Campaña de Guadalcanal, que enfrentó a Estados Unidos y Australia, junto con otras fuerzas aliadas, contra Japón. Comenzó el 7 de agosto de 1942 como la mayor ofensiva de los Aliados contra el Imperio de Japón, en un conflicto que se alargó hasta febrero de 1943 con importantes batallas terrestres y navales. La batalla del mar del Coral tuvo lugar en mayo de 1942, siendo la primera batalla de portaviones de la historia.

Los misterios del USS Wasp

Detrás del descubrimiento del USS Wasp se encuentra la empresa Vulcan, creada por el difunto Paul Allen, uno de los fundadores de Microsoft. Este portaviones fue alcanzado por cuatro torpedos del submarino japonés I-19 el 15 de septiembre de 1942, causando 176 muertos de los 2.162 tripulantes que había en la nave. El USS Wasp fue el primer portaviones de la Armada de Estados Unidos que lanzó aviones durante el conflicto, sirviendo también en Islandia y en Malta en años anteriores. 

Su construcción se llevó a cabo en los astilleros de Qincy, en Massachusetts, el 1 de abril de 1936, y se botó el 4 de abril de 1939. El portaviones se ha encontrado a 4.200 metros de profundidad junto con algunos de los aviones que no lograron alzar el vuelo. Según los relatos de los supervivientes, la tripulación del USS Wasp se mostró reacia a abandonar el barco hasta que todos estuvieron a salvo, siendo el último de ellos el capitán Forrest P. Sherman.