Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un aparcamiento de bicicletas / EP

El TS da la razón a un gaditano que tuvo que ir a trabajar en bicicleta desde Cádiz a San Fernando

El empleado de limpieza se gastó más de 2.500 euros en taxis desde el año 2020, cantidad que la empresa le devolverá como indemnización

3 min

El Tribunal Supremo le ha dado la razón a un gaditano que tuvo que ir a trabajar en bicicleta de madrugada durante meses desde Cádiz a San Fernando. El hombre, que trabajaba como empleado de limpieza de una empresa subcontratada de Inditex, ha ganado la demanda a su empresa.

De esta manera, el gaditando será indemnizado con 2.500 euros, la cantidad que él se tuvo que gastar en taxis desde 2020 para acudir a su puesto de trabajo. Porque sí, antes de utilizar la bicicleta como medio de transporte, a esas horas de la madrugada, utilizaba un transporte privado

"No es un caso de movilidad geográfica"

Al principio, J. M., era un trabajador de limpieza en la tienda de Zara de la calle Columela, en Cádiz, pero cuando la tienda cerró, lo trasladaron al centro comercial Bahía Sur de San Fernando. Sin embargo, no disponía ni de coche, ni de moto, ni de otra posibilidad para llegar a su puesto de trabajo, por lo que se vio obligado a utilizar este transporte. Tal y como él mismo ha calculado, pagaba 20 euros al día en taxis, la mitad de su nómina. 

El hombre demandó a la empresa en el Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz, pero terminaron desestimándola porque "no existía suficiente separación de kilómetros entre la vivienda del trabajador y el centro de trabajo como para considerarlo un caso de movilidad geográfica". Fue ahí cuando el gaditano decidió utilizar la bicicleta como medio de transporte para no gastarse tanto dinero.

Le devuelven el dinero

Sin embargo, las condiciones en las que circulaba no eran las adecuadas: tenía que atravesar el parque natural por el carril paralelo a la vía del tren y a la carretera que une San Fernando y Cádiz. A su vez, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sí acogió las alegaciones y consideró que se trataba de una circunstancia especial y que sí había movilidad geográfica porque entre ambos puntos está el Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

Fue entonces cuando el TS condenó a la empresa a pagarle a J. M. los más de 2.500 euros que se ha gastado desde finales de 2020 para poder ir en taxi. Además, le ofrecen la posibilidad al trabajador de irse de su empresa con veinte días por año trabajado o seguir contratado y que la empresa le pague el transporte que utilice de aquí en adelante para ir a su centro de trabajo.