Menú Buscar
Una pareja enfadada durante sus vacaciones, donde se producen el 33% de los divorcios  / WIMDU - SHUTTERSTOCK

El 33% de los divorcios se producen en verano, ¿cómo evitar que esto ocurra?

Algunos consejos para que las vacaciones en pareja de este año sean lo más pacíficas posibles

26.07.2018 14:09 h.
7 min

Puede que este verano termines cantando como Ana Guerra y Juan Magán: “Hola, mira qué bien me va sola” y que tras las vacaciones no le quieras dar “ni la hora” a tu pareja. Lo dicen las estadísticas: alrededor del 33% de los divorcios se producen en verano.

Pasar mucho tiempo juntos, discrepancias a la hora de elegir actividades o incluso incomodidades en el alojamiento vacacional suelen ser algunos de los principales motivos de estas rupturas sentimentales. Pero la plataforma de alquiler de apartamentos privados Wimdu.es quiere evitar que esto ocurra y ofrece una serie de trucos para disfrutar de unas vacaciones pacíficas en pareja.

Apartamento vacacional: Evita dormir en el salón

El espacio (o mejor dicho, la falta de él) favorece que haya más discusiones y conflictos. Lo dice la ciencia: los sitios cerrados, pequeños y agobiantes fomentan el mal humor y pueden llegar a generar peleas que no se producirían en espacios abiertos o grandes. Esto es debido a que nuestro cerebro conecta la situación espacial a una falta de libertad que se puede asociar a un estado emocional o ideológico. Por eso, es muy importante que a la hora de alquilar un apartamento vacacional busques opciones amplias y cómodas.

Asegúrate de que el alojamiento dispone de habitaciones para todos los miembros de la familia, ya que muchos ofrecen camas supletorias en el salón. Lo ideal es que dicho espacio no se tenga que utilizar para dormir (sobre todo en estancias largas) para que así nos permita movernos con más facilidad por la casa y gestionar las esferas de intimidad adecuadamente. De igual forma, es recomendable reservar alojamientos con piscina, terraza, balcón u otros extras para evitar estar siempre en el mismo sitio.

Promueve actividades propias y crea un grupo de WhatsApp

Aunque parezca contradictorio, la rutina nos puede ayudar a mantener unas relaciones estables y duraderas, al menos la rutina que se refiere a los hábitos de ocio. Con el fin de desconectar al máximo, en las vacaciones solemos huir de todo lo cotidiano, pero no es necesario tener que romper con todo lo que solemos hacer en nuestra vida diaria. Si normalmente tienes actividades propias con tu grupo de amigos o contigo mismo, ¿por qué tienes que cambiarlo en verano?

Disfruta de tu película favorita, practica deporte a la hora que quieras… No es necesario que todo se tenga que hacer en compañía. Lo mejor es crear un grupo de WhatsApp para ir informando de los diferentes planes que hay y estar siempre en contacto con tu grupo de viaje, ya sea tu pareja, amigos o familia. Comienza la semana planificando una serie de actividades que te gustaría hacer y no lo dejes todo en manos de otros si no quieres caer en el aburrimiento o la desesperación por no poder hacer lo que te apetezca.

Tareas domésticas: Cuando hay más arena que comida en el frigo

Llevas todo el año viviendo con tu pareja, pero ahora es cuando más te molesta cómo se comporta en casa. Es bastante normal. Muchos problemas de convivencia surgen en verano porque es cuando más tiempo tenemos para estar en casa, comer juntos, etc. Normalmente, pasamos tanto tiempo fuera del hogar que apenas nos damos cuenta del estado en el que está, pero todo cambia cuando no tienes que hacer nada y vienes de la playa y llenas la casa de arena. Por no mencionar cuando llega la hora de comer y los niños, que normalmente comen en el cole, nos dicen que se mueren de hambre. Si en una situación normal cocinamos por la noche para el día siguiente, en verano es mejor dejar la comida preparada por la mañana, antes de comenzar el día.

Pareja limpiando el hogar / PIXABAY

Pareja limpiando el hogar / PIXABAY

De todas maneras, recuerda que también existen servicios de comida a domicilio y que puedes usar las apps que te acercan la comida a casa, al igual que haces en tu vida diaria. No tienes por qué estar todo el día en la cocina si lo de ser chef nunca ha sido tu fuerte. Y, por último, si en el tema de la limpieza no llegáis a un acuerdo, ¿por qué no contratar unos servicios por horas durante tus vacaciones en la playa?

No te preocupes por los gastos, el móvil te dirá quién paga

El dinero es otro de los principales motivos por los que se discute en vacaciones. No llevar un control de los gastos exhaustivo y generar conflictos por quién pagó qué suele ser el detonante de este tipo de disputas.

Existen numerosas aplicaciones que te permiten tener una actualización inmediata y repartir las cuentas entre las personas que consumen el gasto del viaje. Las más famosas son Settle Up o Splitwise. Descárgatelas y si no llegáis a un acuerdo de quién debe pagar, el móvil (y las matemáticas) te lo dirán.

Quítate el bañador… ¡y a disfrutar!

El verano nos da tantos estímulos románticos que, a veces, se nos olvidan las oportunidades que tenemos. Aprovecha la puesta de sol en la playa, una noche escuchando las olas del mar, una lluvia de estrellas o un espectáculo de fuegos artificiales. ¿En qué sitios te da más morbo hacer el amor?

Prueba a buscar nuevos momentos en el agua, en la playa… Nadie te conoce, así que puedes arriesgarte más. En la habitación, enciende unas velas, pon unos pétalos de flores o descorcha una botella de champagne. Al tratarse de una cama que no es la vuestra, valorará mucho más que hayas traído estos elementos sin que los haya preparado nadie. Y para todo lo demás sobran explicaciones… ¡Adiós, Ana Guerra, ahora toca El Anillo pa’ cuando!

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información