Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un lavabo con una taza de váter, lugar donde orinar (mear) / PIXABAY

El truco infalible para limpiar las manchas marrones de la taza del váter

Estas incrustaciones se crean fácilmente en localidades con agua con mucha cal y sedimentos

2 min

El manteniento de la limpieza del baño es muy importante para que el hogar se vea higiénico. Sin embargo, en ocasiones una mancha marrón que se forma en la taza del váter dificulta las tareas y dejan un aspecto muy desmejorado del lugar. 

En localidades con agua con mucha cal y sedimentos, estas incrustaciones se crean fácilmente y no desaparecen con los limpiadores habituales. Se forman por la acumulación de minerales disueltos en el agua. La cal hace que elementos como el magnesio y el hierro también creen el residuo sólido y, una vez el agua se seque, se quede esa fina capa de suciedad.

Trucos de limpieza

Existen algunos trucos para acabar con estas manchas. El primer método es el uso de vinagre y bicarbonato. El primer paso es rociar el diluido sobre la mácula para que se impregne bien. A continuación, añadir el bicarbonato por encima para luego volver a rociar el vinagre.

La masa se deja actuar de 10 a 15 minutos y luego se frota la superficie con un cepillo de dientes viejo o con la escobilla del váter. Tras media hora de reposo y sin enjuagar, se vuelve a frotar. Finalmente, se tira de la cadena y las manchas deberían desaparecer.

Más métodos

Otra de las opciones es utilizar ácido cítrico en polvo. Después de rociar agua sobre las incrustaciones, se espolvorea el producto cubriendo todo el área. Tras dejarlo actuar toda la noche, se debe frotar con la escobilla del váter o con un cepillo de dientes viejo y posteriormente enjuagar.

Finalmente, el último método es el uso de la piedra pómez. Este recurso se tiene que usar con mucho cuidado para no rayar el esmalte de la taza. Se debe frotar hasta hacer desaparecer la mancha y después enjuagar la superficie.