Menú Buscar
Recreación del tiburón 'Galagadon nordquistae', una especie del periodo cretácico / EUROPA PRESS

Nombran a una especie de tiburón prehistórica con el nombre de un videojuego

Se trata del 'Galagadon nordquistae', un fósil bautizado así en honor a 'Galaga', el mítico juego de los 80

3 min

Un equipo científico estadounidense perteneciente al Field Museum en Chicago ha bautizado con el nombre de Galagadon nordquistae a una pequeña especie de tiburón de entre unos 30 y 45 centímetros, cuya mandíbula se asemejaba a un reconocido juego de naves espaciales llamado Galaga que causó furor en el mundo de los videojuegos durante los años 80.

Este animal habitó en las aguas de Dakota del Sur durante el mismo período en que los hicieron los dinosaurios T-Rex, es decir hace aproximadamente 67 millones de años. Así lo ha explicado Terry Gates, coautor de estudio sobre el Galagadon nordquistae publicado por el Journal of Paleontology: “Puede parecer extraño hoy, pero hace unos 67 millones de años lo que hoy es Dakota del Sur estaba cubierto de bosques, pantanos y ríos sinuosos”. Así pues, la existencia del Galagadon se remite a la era cretácea, un dato que ha sido revelado gracias al fósil de esta especie encontrado recientemente.

Imagen de las mandíbulas del Galagadon / EUROPA PRESS

Imagen de las mandíbulas del Galagadon / EUROPA PRESS

Así es la famosa dentadura del 'Galagodon nordquistae'

El Galagadon nordquistae tenía más de dos docenas de dientes pequeños y cada uno de ellos medía menos de un milímetro de diámetro. “Afortunadamente, los dientes de tiburón de nuestro estudio indican una relación cercana con los tiburones alfombra, por lo que podemos inferir bastantes cosas de su estilo de vida”, agregó al respecto Eric Gorscak, paleontólogo del Museo Field y coautor del nuevo estudio.

La famosa dentadura de esta especie ha sido encontrada en el mismo sedimento donde se descubrió hace veinte años a Sue, un famoso esqueleto de T-Rex. Sin embargo, su tamaño era tan diminuto que hasta ahora había pasado desapercibido para los científicos. Ahora, la mandíbula del Galagadon nordquistae está siendo estudiada en profundidad por los investigadores, quienes por el momento han asegurado que su misteriosa forma, asemejada a las naves alienígenas del videojuego Galaga, no le permitía ser un gran depredador, por lo que tenía que conformarse con recorrer el río en busca de peces pequeños, caracoles y cangrejos de río para alimentarse.